“Sentí la obligación moral de hacerlo porque uno prioriza la plata o la vida”

De esta manera se expresaba Luciano Rossi, en dialogo con 12 Atajos en una Hora, propietario de varios departamentos que resolvió que sus inquilinos no paguen el alquiler del mes de febrero pues  la mayoría de ellos son trabajadores y trabajadoras no registrados y que sus ingresos se vieron diezmados por el aislamiento social obligatorio. Un hecho valorable dentro de un contexto desfavorable para las acciones que tienen que ver con la empatía.

¿Como ocurrió este hecho y como nació esta iniciativa?

“En principio yo me puse en el lugar de ellos, porque notaba lo intranquilo que estaban pues cuando nos cruzábamos agachaban la cabeza, había como algo en el aire, yo sentía que estaban intranquilos, es así que hable un día con cada una de ellas y les dije: miren chicas por el tema del alquiler este mes no me van a tener que pagar y una casi rompe en llanto porque me dice: Luciano no sabes lo intranquila que estaba no sabía cómo pagarte el alquiler. Así y todo si yo hubiese querido cobrar no sé hasta qué punto podría haberlo hecho porque una trabaja en un bar de moza y la otra hace comidas, así que sus ingresos se vieron afectados”.

“Sentí la obligación moral de hacerlo porque en estos casos uno prioriza la plata o la vida, y yo sé que viven de su sueldo que es el del día a día más teniendo en cuenta que una de ellas tiene una hija chiquita”.

Rossi, además, trabaja hace cuatro años en una fundación “que armé en Santa Rosa de Lima. La copa de leche “Niños del Sol”, que actualmente son unos 200 personas entre niños, adultos y adultos mayores, que representan unas 70 familias.

Si deseas colaborar con «Niños del Sol» visita su facebook  Copa de Leche Niños del Sol 

A partir de la viralización de este hecho me han dado donado dinero para sostener la Copa de Leche

“Yo soy un convencido que todo en la vida vuelve, en este caso lo pude experimentar de manera directa. Yo tengo dos departamentitos que los alquilo para sostener una Fundación en la cual le damos de comer a niños y niñas del barrio Santa Rosa de Lima, Niños del Sol se llama y cuando decidí no cobrar esos alquileres empecé a buscar la manera de poder sostener ese espacio y a partir de la viralización de esta noticia la gente me empezó a donar dinero así que ya recuperé todo lo que podía haber obtenido por los alquileres, por eso creo que la vida funciona así” .

Escucha la entrevista completa:

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *