Rosario: Piden 40 años de prisión a un hombre por grooming y abuso de adolescentes

La fiscal Raigal le adjudicó al acusado ocho hechos de acoso contra chicas de 12 a 16 años, que derivaron en amenazas y sexo oral forzado. Podría ser el primer juicio bajo esa figura.

Una fiscal de Rosario solicitó este viernes la pena de 40 años de prisión contra un hombre de 37 años que está acusado de grooming, amenazas y abuso sexual contra adolescentes de entre 12 y 16.

Alejandra Raigal, integrante de la Unidad Fiscal Especial de Delitos contra la Integridad Sexual del Ministerio Público de la Acusación (MPA), realizó ese pedido en la audiencia preliminar contra Juan Manuel G., informó el periodista Hernán Funes en Telenoche (El Tres).

Según señaló la fiscal, el hombre comenzó con su acoso y engaño a través de Facebook. Los casos imputados son ocho, son diversas características y gravedad. Hubo desde amenazas hasta abuso sexual de menores.

La jueza María Melania Carrara dispuso un cuarto intermedio en la audiencia del Centro de Justicia Penal y aún no resolvió el pedido de la parte acusatoria. En caso de prosperar se trataría del primer juicio oral y público por grooming.

Los hechos

El acusado, nacido en la localidad de Pinto, Santiago del Estero, se encuentra en prisión preventiva efectiva desde 2017.

Usaba varios perfiles falsos en Facebook y desde esa red social contactaba a sus víctimas. Les pedía que le enviaran fotos y vídeos de contenido pornográfico infantil.

Con ese material, después las extorsionaba y en dos de los ocho casos registrados llegó a concretar abuso sexual. 

El primero ocurrió en mayo de 2017 cuando ganó la confianza de una adolescente de 15 años, se hizo pasar por el novio y le reclamó fotos íntimas. El segundo, contra una chica de 14, se basó en una amenaza de hacerle fracasar su fiesta de 15.

A ambas las obligó a practicarle sexo oral y las filmó. El abuso agrava el pedido de pena ya que el grooming (o acoso sexual cibernético) tiene una pena que va de los 6 meses a los 4 años.

Juan Manuel G. tomó algunas precauciones para no ser atrapado como conectarse a la red de Wifi de una vecina. Sin embargo, la Justicia inició una investigación con las primeras denuncias y Facebook aportó datos clave para lograr la identificación del acusado.

Las víctimas que lo vieron lo reconocieron. Hubo una rueda con ese fin el 20 de diciembre de 2017 del que participó la primera víctima de abuso sexual.

Además lo comprometen las pericias sobre sus dispositivos electrónicos (en especial una tablet), según la presentación de la Fiscalía este viernes.

Con información de Rosario 3

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *