Yo te propongo dialogó con Leopoldo Jacinto Luque quien rememoró parte de su vida futbolística, sus inicios, el debut en primera de Unión, su paso por River y haber sido factor fundamental de la obtención del primer campeonato mundial para Argentina en 1978. Su relación con Diego Maradona y sus afectos.

¿Por qué te dicen el pulpo?

“Ese es un sobrenombre que me pusieron Pasarella y el negro Gallego compañeros de la selección por una costumbre porque cuando tenía que gambetear a alguien pasaba y usaba mucho los brazos como para alejar al contrario, cuando jugaba en los picados contra ellos también lo hacía así y me decían “pareces un pulpo” y así quedó pulpo o pulpín, son las cosas que suceden en un plantel de fútbol”.

¿Sabemos que hiciste una película?

“Sí se llama: Leopoldo Jacinto vida de campeón, ya se estrenó estamos en tratativas con un amigo para poder meterla en Netflix , la vimos la estrenamos en Maipú Mendoza , según las críticas no es muy buena ni tampoco mala o regular, es buena , para mi es una experiencia única porque yo no tengo nada que ver con ese rubro”.

“Habla de cómo fue mi crianza, los padres y abuelos que tuve, mi familia y mis amigos, el barrio, porque yo me sigo juntando con los amigos de mi barrio cuando yo tenía 7 años que son con los que iba a la escuela que son de Santa Fe, el nene Chaparro, Carlitos Rosas, Virotta , Zalazar que son el alma mater del grupo en mayo fue mi cumpleaños y nos juntamos con ellos y con algunos jugadores de las divisiones inferiores de Unión”.

¿Dónde te iniciaste futbolísticamente?

“En el barrio en las canchitas, invadíamos los baldíos y colocábamos postes sin travesaño, jugábamos hasta que empezaban a edificar y nos íbamos a otro lado. A veces no teníamos pelota así que hacíamos una pelota de trapo formada por alguna media de algún familiar desaparecía y le metíamos papel y nos sacábamos el gusto, ni hablar el que tenía una pelota era Gardel, el mejor porque siempre tenía pelota para jugar”.

“Después pasé a las divisiones inferiores de Unión, Guadalupe Juniors que era un equipo del barrio con el cual jugábamos torneos libres o que organizaban algunas instituciones. Jugué en las divisiones inferiores de Unión y a los 18 años me prestó a Gimnasia y Esgrima de Jujuy, después a Central Norte de Salta, a Rosario Central . Hasta que tuve la oportunidad de jugar y ahí se dieron cuenta el coordinador general que era el Pato Rossi que era el padre de Rubén Rossi que jugó en la selección juvenil campeona en Japón. Fue el que me hecho de Unión porque decía que no tenía condiciones para jugar, sin embargo me dieron la oportunidad y jugué muy bien”.

“Unión ascendió y empecé a jugar en primera luego me compró River y después la historia que es sabida”.

¿Cuáles fueron tus sensaciones de haber jugado y ganado un mundial?

“Jugar un mundial es lo máximo que le puede suceder a un deportista y en este caso a un futbolista, jugar en Unión, jugar en River que salí 5 veces campeón con River jugando 5 años, después me convocan a la selección con el flaco Menotti con muy buenos jugadores y compañeros, hicimos un buen campeonato y salimos campeones con una alegría barbara, por supuesto que no fuimos tan reconocidos como tendríamos que serlo y no es una fanfarronería y recién ahora con este presidente de AFA recién se está acordando de nosotros, porque nosotros queriendo o sin querer hicimos muy famoso al fútbol argentino al ganar un mundial y sobre todo a AFA porque la selección antes valía muy poco y al salir campeón se valorizó”.

¿Qué es el fútbol para vos?

“Para mí el fútbol es una locura, una pasión, mi papá me compro una bicicleta a los 8 años, porque mi papá era ciclista entonces él quería que  yo fuera ciclista pero yo quería jugar a la pelota, corría algunas carreras en bici en algunas asociaciones vecinales, hasta que un día le dije a mi papá que no quería seguir andar en bicicleta y que quería jugar al fútbol”.

“Yo no me quiero hacer el héroe, pero si yo le hubiese hecho caso a mucha gente que me decía que no me alcanzaba con lo que yo hacía en el fútbol que me buscara un trabajo no hubiese sucedido lo que sucedió. Tuve que bancarme hasta llorar de bronca porque no me daban la oportunidad de jugar, cuando me la dieron a partir de ahí fue muy lindo”.

Sabemos que tenés una relación muy especial con el mejor jugador argentino de todos los tiempos?

“Sí , se trata de Diego Maradona , él compartió parte de la concentración con nosotros y no quedó entre los 22 porque tenía 17 para 18 años y se amargó mucho, yo le hable y lo defendí cuando jugaba, porque cuando un jugador juega tan bien muchos piensan que si le pegan patadas el jugador se va a achicar pero no lo conocían al Diego, le podían pegar por todos lados pero el seguía, yo sinceramente tengo un aprecio muy especial por él y él por mí, no me importa su vida privada lo que me importa cómo fue como jugador y persona conmigo. También tengo buena relación con Mario Kempes o el pato Filioll, Ardiles, el beto Alonso, eran buenos jugadores pero mejores personas”, concluyó.

Escucha la imperdible entrevista