La Junta Interna de la SET107 de Santa Fe decidió en asamblea realizar un paro de 48 horas lunes y martes de esta semana, con guardias mínimas, por la faltante de insumos para prestar el servicio. Además, desmintieron que en su sector haya una interna gremial que obstaculiza el desarrollo óptimo de la prestación de un servicio esencial como el que realizan a diario.

En un comunicado, los trabajadores explicaron que «desde hace tiempo venimos movilizando en las calles y realizando medidas de protesta para que el Sr. Secretario, Dr. Eduardo Wagner, tome medidas efectivas para sopesar el faltante de móviles, de insumos básicos y elementales para atender emergencias leves y complejas. Es mendaz decir que hoy contamos con 13 móviles operativos en el área de la Ciudad de Santa Fe, ya que ese es el número de móviles apostados en la zona del Gran Santa Fe, incluyendo las localidades de Santo Tomé (y aeropuerto), Monte Vera, Recreo y Rincón. Además, a duras penas, 5 de ellos se encuentran verdaderamente óptimos».

«Le decimos a toda la sociedad de Santa Fe, que las y los trabajadores de la SET 107 somos los primeros en preocuparnos por mejorar el servicio, que lo venimos haciendo, la salud es un derecho y no un negocio. Por eso no vamos a aflojar hasta mejorar el servicio y contar con todo lo esencial y elemental para que cada emergencia sea atendida en el menor tiempo posible», añadió el escrito.

Por último, aclararon que «las y los trabajadores no somos responsables de la desidia y el abandono. Y por eso mismo, comunicamos que vamos a realizar una nueva medida de protesta votada en asamblea para los días lunes 13 y martes 14 para exigir el cumplimiento de todas los pedidos que, desde hace meses venimos presentando a las autoridades de turno».

Víctor Lucena, delegado de ATE, explicó que la medida se definió porque no tienen insumos para brindar atención. «Faltan gasas, apósitos y artículos que son de extrema necesidad para la atención de la persona. Tendríamos que tener una tabla, un collar cervical, guantes, y eso no tiene hoy ese suministro en depósito para prever todas estas situaciones», dijo en diálogo con Aire de Santa Fe.

Además detalló que se resolvió en asamblea hacer una quita de colaboración con guardias mínimas, la cual va a consistir en no hacer traslados y también el quite de colaboración a los móviles de urgencia. «No queremos ser remiseros, queremos ser un servicio esencial y eficaz para la atención de la ciudadanía», dijo.

En esta línea denunció que las ambulancias tampoco alcanzan. «Los fines de semana hay demanda y las ambulancias llegan tarde, pero no porque se demora el personal, sino porque terminan de hacer un servicio y acuden a otro», afirmó.

Fuente: Sin mordaza