Lavallén: “No me arrepiento de nada de lo que hice en Colón”

Pablo Lavallén habló de su paso por Colón, la final de la Sudamericana y la importancia de Cristian Pellerano en el resultado en Paraguay.

Colón vivió un 2019 histórico, tras haber llegado a la final de la Copa Sudamericana, donde perdió ante Independiente del Valle. Debido a esa gran actuación y por el hecho de haber estado cerca como nunca de conseguir su primer título, de la mano de Pablo Lavallén, descuidó la Superliga, donde cayó en zona de descenso tras sufrir una acumulación de malos resultados.

Quien salió a hablar en esta época de parate en el fútbol mundial como consecuencia de la cuarentena por la pandemia del coronavirus fue Lavallén, quien le concedió un Instagram Live al programa Taco & Pelota, donde recordó su paso por la entidad del barrio Centenario.

En el inicio de la charla se refirió a cómo pasa la cuarentena y contó: «Estoy en mi casa, con mi familia, tratando de pasar la cuarentena de la mejor manera posible, sabiendo que lo más importante es quedarnos en casa y esperar que todo pase para que vuelva a la normalidad, todo en la vida pasa y esto es algo más. Pero hay que ser pacientes y acatar las órdenes de las autoridades de salud».

 

«Trato de mirar televisión, pero no muchos noticieros, solo lo básico, informarme sobre si hay cuestiones relevantes, pero luego mirar programa, escuchar música, tocar la guitarra con mis hijas. Fútbol no hay así que no se puede mirar demasiado, luego haciendo actividades físicas, ayudando en al cocina con mi esposa, algo de jardinería con mi hija, estoy tratando de entretenerme y pasarla de la mejor manera posible», agregó en otra parte de la charla.

Se lo metió de lleno en el año que vivió en Colón y analizó: «Fue una experiencia más que importante, para mí como entrenador y para los jugadores que tuvieron la oportunidad de llegar a una final, que fue la primera en la historia del club, tratando de hacer las cosas bien en cada momento. El hecho de jugar tres torneos no es fácil, nos tocó afrontar el torneo local donde teníamos que tratar de conseguir buenos resultados para no descuidar el promedio y la Copa Argentina donde llegamos hasta los cuartos de final. Se hizo un poco pesado en ese sentido, con mucho viaje y exigencia, pero fue una buena experiencia para todos, de eso se aprende. Me tocó dirigir a clubes que no tienen tanta experiencia en la doble o triple competencia, como ocurrió en Atlético Tucumán. Para las próximas oportunidades de trabajo seguramente mejoraremos».

En cuanto a lo vivido como entrenador de Colón, afirmó: «Cuando un equipo tiene cosas por jugar no piensa, sale y juega, a veces se dan los resultados y otras veces no. Si a los jugadores y al cuerpo técnico nos decían que liberemos alguno de los torneos lo hubiésemos hecho pero todo el mundo quería ganar todo, todo lo que se juegue. El campeonato era más largo, la copa te daba prestigio, dinero, el club ganó 5.000.000 de dólares en la Sudamericana. Cuando un equipo aspira a salir en las primeras posiciones es para jugar los torneos internacionales, y cuando tenés la posibilidad de jugarlo, ¿no lo vas a jugar? Habría que aclararlo de entrada. Se habló en pelear los tres frentes y armar un equipo competitivo. Luego hay cosas que se pudieron cumplir y otras no, los resultados se dieron de la manera que se dieron. Lamentablemente no pudimos sacar al equipo de la situación complicada que cuando lo agarramos. En este 2020 los resultados no fueron buenos y en gran parte de este año estuvo en zona de descenso y ahora pudo salir por la última victoria y por la derrota de Central Córdoba. Hay muchos puntos en juego y esperemos que ahora que hay un solo torneo por delante el equipo pueda demostrar lo que hizo en la Sudamericana, que por eso fue finalista».

Lavallén se refirió a la final de la Sudamericana y la actuación de Cristian Pellerano.

Lavallén se refirió a la final de la Sudamericana y la actuación de Cristian Pellerano.

En cuanto a si le gustaría dirigir a River, contó: «A todos los entrenadores, salvo los que están identificados con Boca, quisieran dirigir a River. Pero no pienso en eso, pienso en progresar como entrenador y seguir haciendo experiencias, arranqué de muy abajo. Estoy en plena formación como entrenador, luego Dios dirá si existe esta oportunidad, pero ahora me enfoco en darle prioridad al trabajo que tengo en este momento, luego los resultados abrirán puertas que pueden llegar a ser importantes».

En cuanto a por qué no se marcó a Cristian Pellerano en la final de la Sudamericana, explicó: «Es una pregunta que repite mucho el hincha de Colón, al otro día de perder la final la vi, hasta que se puso 1-0 al minuto 27 del primer tiempo no había sido determinante. Cuando se paró el partido y recibimos el segundo gol se puso cuesta arriba y hubo que salir a buscarlo. En el segundo tiempo se hizo complicado porque manejaron la pelota, tratando de pasar el tiempo, nosotros fuimos con más ímpetu que ideas, allí se hizo receptor de las pelotas pero ya perdíamos 2-0. Pero quedó en el inconsciente del hincha de Colón que algún periodista repitió. Pero insisto volví a ver el partido, tuvimos la posibilidad de achicar distancias, no se pudo porque se marró un penal, y cuando descontamos, en los minutos finales, no apareció Pellerano ni le dio la pelota. Queda en el inconsciente del hincha repetir eso, respeto las opiniones pero no son válidas esas conclusiones. No metió pases gol y tampoco por él Independiente convirtió. El hincha puede decir lo que quiera, sabíamos que iba a ser importante».

«(Rodrigo) Aliendro era el encargado de presionarlo pero se lesionó en el día anterior, y no lo pudimos trabajar para hacer los ajustes. Pero más allá de eso esa Sudamericana es el punto más alto de Colón en toda su historia, e intento guardar los buenos recuerdos del equipo. Las finales se definen por pequeños detalles, ellos acertaron en dos contragolpes, nosotros no pudimos hacer pie, y tengo el mejor recuerdo de esa situación», agregó en otra parte del relato sobre dicho encuentro.

Sobre si le gustaría volver a Colón en un futuro, manifestó: «Sí, lógicamente, no tengo problemas en volver a los lugares donde fui. Si fui es porque pensé que podía ser una buena posibilidad de trabajo, las cosas terminaron como terminaron, no me arrepiento de nada, intenté dar siempre lo mejor, a veces se da y otras no, pero no guardo ningún sentimiento encontrado. Creí que en ese momento era para dar un paso al costado como fue después del partido ante Aldosivi, lo bueno o malo que se hizo no tiene retorno y hay que seguir la vida. No nos identificamos solo con un club y tenemos que hacer experiencias para dar lo mejor y seguir trabajando, con lo cual esperamos que dentro de poco tengamos una nueva propuesta.

Con información de UNO Santa Fe

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *