El atacante le disparó dos veces y la cortó con un cuchillo.

 

Este lunes un episodio trágico conmocionó a Brasil: un alumno de 14 años, hijo de un policía irrumpió con un arma en una escuela pública cívico militar de Barreiras, en el estado brasileño de Bahía. Allí asesinó a una adolescente en silla de ruedas, que según los testigos tenía como objetivo.

Según se pudo saber, el alumno de 14 años había advertido en sus redes sociales que iba a realizar el ataque porque la consideraba “inferior”.

El adolescente, se consideraba un “santo” y “superior” a los ciudadanos del lugar. Pero eso no fue todo, además escribió insultos racistas: “Nunca pensé que esta mier… del noreste iba a ser tan repugnante con lesbianas, gays y marginales que se creen dignos de conocerme y de conocer mi santidad. Sentirán la ira divina”.

En cuanto al ataque, el alumno llegó al colegio vestido con el uniforme y en la puerta de la institución, comenzó a disparar. Luego de asesinar a su compañera, efectivos de la Policía le dispararon, lo redujeron y finalmente lo detuvieron. Sin embargo, debió ser trasladado al Hospital General del Oeste.

Un dato no menor es que creía que iba a morir en el ataque y por ello, compartió: “Dentro de poco estaré con mi cara, ojos, pulmones y otras partes del cuerpo siendo devoradas por gusanos”.

En cuanto a las fuentes policiales que hablaron con los medios de comunicación, contaron que el objetivo principal del atacante era una chica en sillas de ruedas con discapacidad. La misma, se llamaba Jeane Da Silva Brito de 19 años, a la que le disparó dos veces y la cortó con un cuchillo.

El vocero policial Aparecido Freitas, explicó: “Vistiendo un uniforme negro, usando anteojos oscuros, entró armado desafiando a todos. Cuando la policía llegó, le disparó y fue alcanzado”.