Encuesta Permanente de Hogares. Mercado de trabajo. Tasas e indicadores socioeconómicos

En su ya tradicional columna económica la Lic. María Eva Bellini nos trae el último informe del INDEC sobre la Encuesta permanente de Hogares , el mercado de trabajo y las tasas e indicadores sociales correspondientes al primer trimeste del año en curso.

En el primer trimestre de 2020, el impacto de las restricciones impuestas en el marco de la pandemia de la COVID-19 fueron incipientes en la dinámica del mercado laboral. o La tasa de actividad se ubicó en 47,1%, la tasa de empleo en 42,2% y la tasa de desocupación en 10,4%.

Con relación al primer trimestre de 2019, estas tasas no presentaron variaciones estadísticamente significativas.

Tanto en la comparación interanual como respecto del último trimestre, se verificaron aumentos en las tasas de empleo en la región Noreste y caídas en las regiones GBA, Noroeste, Pampeana y Patagonia.

o En el primer trimestre de 2020, el impacto de las restricciones impuestas en el marco de la pandemia de la COVID-19 fueron
incipientes en la dinámica del mercado laboral.
o La tasa de actividad se ubicó en 47,1%, la tasa de empleo en 42,2% y la tasa de desocupación en 10,4%. Con relación
al primer trimestre de 2019, estas tasas no presentaron variaciones estadísticamente significativas.
o En la comparación respecto del cuarto trimestre de 2019 se observa que:
• La tasa de empleo se redujo en 0,8 puntos porcentuales (p.p.), mientras que la ocupación demandante se redujo en 1,1 p.p.
Como también ocurrió en los primeros trimestres de los últimos años, la tasa de desocupación mostró una suba de 1,5 p.p.
en este trimestre. Todas estas variaciones son estadísticamente significativas.
• Como consecuencia del mencionado incremento en la tasa de desocupación y de la disminución de la tasa de ocupados
demandantes, la presión sobre el mercado de trabajo presentó un incremento de 0,7 p.p.
• La reducción en la tasa de empleo se verificó con mayor incidencia en mujeres jóvenes (14 a 29 años) y en varones de entre
30 y 64 años. También entre quienes registran niveles educativos altos y entre los que se ocupan en el sector privado. Las
ramas de actividad en las que se observa mayor reducción de la tasa son Construcción, Transporte, almacenamiento y
comunicaciones, Enseñanza y Servicios sociales y de salud.
• La tasa de desocupación se incrementó principalmente entre quienes tenían una ocupación anterior y, en términos de
tiempo de búsqueda, crecieron especialmente quienes llevan de 3 a 6 meses buscando empleo.
• Se verificó una suba en la participación, dentro de la población desocupada, de aquellos que en su última ocupación eran
no asalariados, así como de quienes provienen de ocupaciones de calificación operativa.

Escucha la columna completa:

 

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *