El presidente comunal de Cayastá, Edgardo Berli, explicó que la crecida del río y las lluvias provocan la erosión de las barrancas.

La localidad de Cayastá declaró la emergencia hídrica debido a la crecida del río San Javier, que ha causado la erosión de las barrancas y pone en peligro aproximadamente 50 viviendas.

El presidente comunal de Cayastá, Edgardo Berli, señaló que la preocupación principal es que el río erosiona las barrancas, poniendo en riesgo las casas, no solo inundándolas sino llevándoselas.

Berli explicó que la geografía de la zona, al ser elevada, hace que el río erosione las barrancas y socave la tierra alrededor de las viviendas. A pesar de haber realizado gestiones ante organismos hídricos y Defensa Civil, la comuna no ha recibido respuestas del gobierno provincial.

Señaló que ya tuvieron reuniones con la Secretaría de Recursos Hídricos, Protección Civil y otros actores, pero no han obtenido respuestas concretas para abordar la situación.

El presidente comunal expresó que el pico de crecida ya está pasando, pero se espera otra crecida en febrero o marzo, lo que podría agravar la situación. Destacó la importancia de contar con medidas de protección adecuadas para enfrentar los desafíos futuros relacionados con las crecidas del río.

Fuente: UNO Santa Fe

Comenta sobre esta publicación