Wado de Pedro rechazó los dichos “negacionistas” de Mauricio Macri.

Por Werner Pertot/ Página 12

El expresidente Mauricio Macri remixó su frase sobre “el curro de los derechos humanos” en su regreso a la Argentina, pero recibió una respuesta del ministro de Interior, Wado De Pedro, que es hijo de desaparecidos: “No veo el ‘curro’ de que te maten a tus viejos o los secuestren frente a tus ojos, que siendo un bebé te entreguen a otra familia para que te críe con una identidad falsa. No sé cuál sería el “curro” de que asesinen o desaparezcan a tus hijos. O el ‘curro’ de pasarte más de 40 años buscando a tus nietos”, remarcó. Macri sumó esta frase a una larga carrera en la que se mostró siempre del lado de quienes cuestionan a las Madres de Plaza de Mayo. Lo hizo, además, en las vísperas de otro 24 de marzo y cuando las listas de Juntos por el Cambio comienzan a sumar a más de un negacionista.

Macri promediaba una visita a Rosario en la que buscó mostrarse como candidato sin decir que lo va a ser cuando volvió sobre una de las frases que más polémica había generado en su campaña para ser presidente. Macri intentó mostrarse a favor de los “los derechos humanos del siglo XXI” y poner las reivindicaciones que se repiten todos los 24 de marzo en el pasado (como si, por ejemplo, en el presente no existieran nietos que siguen apropiados). “No de lo que yo llamé ‘el curro de los derechos humanos’, seguir viviendo después de 40 años de una tragedia que vivimos, que hemos condenado pero no es la agenda de hoy”, soltó Macri. Luego, ante una pregunta de un cronista, precisó quienes son los que “viven de una tragedia”: “Le digo ‘curro’ a todos los que usufructuaron los derechos humanos en beneficio personal”.

Con esto Macri, retornó en la semana del 24 de marzo a un eje que lo acompañó en su presidencia, con funcionarios que ponían en duda la cantidad de desaparecidos o que negaban que hubiera existido un plan sistemático de apropiación de niños y niñas, y con un fallo de la Corte Suprema que intentó liberar a los genocidas. Macri, de hecho, tardó largo tiempo en recibir a los organismos de derechos humanos, llamó “guerra sucia” al terrorismo de Estado y condenó las violencias de los dos lados cuando una visita del entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lo obligó a pisar por primera vez el Parque de la Memoria.

Esa trayectoria llega hasta el presente con la presencia de negacionistas en las futuras listas de Juntos por el Cambio, como en Salta la posible candidata del PRO Inés Liendo que insulta regularmente a las dirigentes de derechos humanos y habla del “nuevo curro de la izquierda”, o en La Plata Mario Palummo, que dijo que la presidenta de Abuelas es “cómplice de delincuentes y pone bombas”. O, sin ir más lejos, uno de los posibles candidatos a jefe de Gobierno, Ricardo López Murphy, que hace poco usó como consigna en Twitter: “No fueron 30 mil”.

Respuestas

Quizás por su historia, el primer en responderle fue De Pedro.“Tildar de curro, cuando tenés una vida llena de curros, a algo tan noble como la lucha por los derechos humanos es algo triste para la Argentina”, remarcó, al tiempo que le recordó las pérdidas personales que sufrieron quienes integran Madres, Abuelas, H.I.J.O.S. y otras agrupaciones.

De hecho, Macri habló de una tragedia colectiva, pero su empresa familiar fructificó en tiempos de dictadura.De Pedro no le dejó pasar ese dato: “Lo que es fácil es darse cuenta de lo que sí es un curro: que la dictadura estatice la deuda de tu grupo empresario, robarle las cloacas a los vecinos, el contrabando, los peajes y los parques eólicos. O el mayor curro de los últimos años: una deuda impagable de la que no quedó ni un dólar”.

“A los que tuvimos que padecer esa historia, mezclarnos con la palabra ‘curro’ es algo triste. Me da pena que se valore tan poco en Argentina algo que se valora mucho a nivel mundial”, advirtió el ministro de Interior, que lejos de contraponer derechos consideró que son parte de una misma agenda: “Es con más derechos humanos y con una agenda del siglo XXI que incorpore los derechos económicos, sociales y culturales es que podremos construir una democracia más fuerte y plena que pueda”.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le dio retweet a las declaraciones de De Pedro. Ella no le respondió de forma directa, aunque ya lo había hecho hace seis años.

“Habernos llamado ‘curro’ va de la mano de discursos de odio”, consideró Charly Pisoni, de H.I.J.O.S. Capital, quien estimó que Macri está “en modo campaña”. “Hay que desarmar la muletilla de dejar de hablar del pasado. No podemos avanzar como sociedad si no solucionamos los horrores del pasado”, remarcó.

Comenta sobre esta publicación