“En el negocio las ventas desde el año pasado cayeron un 25%”

Tren Urbano entrevistó a Agustina Boned, comerciante de indumentaria, sobre la situación que atraviesa su negocio.

“El consumo bajó muchísimo porque la gente está ahorrando. Y el tema de las tarifas fue algo que se sumó a esta situación difícil que estamos pasando los comerciantes.”

“Yo tengo este negocio con mi marido, y además tenía otro de ropa exclusivamente de mujer que tuve que cerrar en julio del 2016. Tenía que renovar el contrato del local y aunque el aumento era del nivel de lo que se venía pidiendo tuve que decirles que no. Porque la venta había bajado drásticamente.”

“En el negocio las ventas desde el año pasado cayeron un 25%.”

“Lo que yo trabajo es de fabricación puramente nacional. Las telas se compran  en San Juán y se cosen en Rosario. Y es impresionante como subió el nivel de competencia con la importación. A nosotros eso fue una de las cosas que más nos mató. Para las fábricas es muy difícil mantener el precio con las tarifas y competir con lo que viene de afuera. El dueño de la fábrica me dijo: “con determinados gobiernos hay que juntar plata y con otros hay que agarrarse y ahorrarla” y es así.

En el centro cerraron muchísimos comercios de indumentaria, sobre todo los negocios más chiquitos y los que se quedan son los que tienen varios negocios y una espalda como para soportar la situación. Y también los que pueden ir y comprar importado.”

“La venta online está creciendo, pero no sé si específicamente en el rubro indumentaria. Sí a lo mejor antes armábamos una vidriera y la gente te pedía lo de la vidriera y ahora utilizamos mucho las redes sociales y me dicen lo vi en el Facebook, lo vi en el Instagram, y nosotros lo incorporamos como una herramienta más, pero no sé si es una herramienta decisiva, la gente viene al negocio y la compra acá. Me parece que la venta online sirve para las grandes marcas, si no yo ya lo hubiera hecho y estaría acá senada en la compu vendiendo como loca.”

“Muchas de las chicas que trabajan conmigo que estaban viviendo solas volvieron a vivir con sus viejos porque les aumenta luz, el alquiler, la comida. Y la gente compra la comida, paga las tarifas y ya está.”

“Antes, los jueves, viernes y sábados con el Ahora 12 nos duplicaba la venta de los otros días.  Ahora la gente compra con tarjeta pero no lo hace en tantas cuotas y pregunta ¿qué precio, en cuánto y si te lo hago de contado me hacés un descuento?”

Escuchá la entrevista acá:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *