Media sanción al Presupuesto 2021 en la Cámara de Diputados

La Cámara de Diputados le dio sanción al Presupuesto 2021, el primero que diseñó la gestión de Alberto Fernández. Por su parte, Juntos por el Cambio eligió el camino de la abstención para «no ponerle palos en la rueda al Gobierno». El proyecto oficialista fue sancionado por 139 votos a favor, 15 en contra y 90 abstenciones, en una sesión especial que se extendió por casi 20 horas de debate, y girada al Senado para su sanción definitiva.

El oficialismo tuvo el acompañamiento de los bloques provinciales y el lavagnismo. El amplio margen que obtuvo el oficialismo para la media sanción fue construido en base a las negociaciones que llevaron adelante principalmente el presidente del bloque de Diputados oficialista, Máximo Kirchner, y el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro.

Al recinto de la Cámara baja volvieron los aplausos y las celebraciones después de los discursos más eufóricos, en la primera sesión mixta virtual con mayoría presencial desde que comenzó la pandemia. «Los escenarios macroeconómicos son compatibles con una economía que se recupera gradualmente del impacto generado por la pandemia», explicó el titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller. «No se pueden hacer proyecciones más entusiastas que las que estamos planteando, que son moderadas, prudentes, serias y cumplibles«, señaló al remarcar la «situación de la que venimos, y con la incertidumbre que aún tenemos respecto de cuánto durará la pandemia y cuánto influirá el año que viene».

Sin embargo, el interbloque de Juntos por el Cambio eligió no darle el voto afirmativo al Gobierno de Alberto Fernández en su primer presupuesto y decidió abstenerse, a pesar de la resistencia de los más cercanos a Patricia Bullrich y Mauricio Macri. «Los jujeños están con la soga al cuello y nos pidieron que acompañemos. Pero también hay otros estaban muy negados y no querían quedar pegados al oficialismo», deslizó ante Página/12 un diputado de la alianza opositora que buscó articular y unir posturas hasta hora antes de la sesión. A pesar de esto, «los más ‘rebeldes’ zapatearon tanto y bueno… van a votar en contra», contó. ¿Quiénes? «Los de siempre, (Pablo) Torello, (Luis) Juez, (Fernando) Iglesias», detallaron fuentes del PRO.

El santafesino Luciano Laspina (PRO) intentó explicar este presupuesto con metáforas, un recurso que el macrismo todavía elige para hablar del país. Dijo que el ministro Martín Guzmán «plantea un puente que empieza con este presupuesto que nos debería llevar a una economía con mejores fundamentos en donde todos seremos felices». Pero este puente, para el miembro informante de Juntos por el Cambio, «no conduce a la otra orilla sino a la misma pesadilla». «Lo que nos propone el ministro Guzmán es tratar un puente de esperanzas con algunas medidas que son dosis homeopáticas para alguna situación que requeriría de una estrategia de shock», insistió.

En este marco, los votos claves para avanzar con la ley de leyes llegarán por parte de los diputados que responden a sus gobernadores. En el Frente de Todos contaban, al cierre de esta edición, con el apoyo de los cuatro diputados del bloque Córdoba Federal vinculados al gobernador Juan Schiaretti. El fuerte apoyo que recibió la provincia mediterránea de parte de la Casa Rosada para lidiar con la pandemia y con los incendios que generaron destrozos fueron clave para que el mandatario provincial colaborará con el oficialismo. Además, en el debate en la comisión Paulo Cassinerio consiguió elevar las partidas designadas para el subsidio en el transporte.

También esperan el apoyo de los tres diputados del Frente de la Concordia Misionero. En este presupuesto se prevé la creación del Polo Misiones que dará beneficios impositivos para las exportaciones en materia de ciencia y tecnología. En lo sanitario también se aumentará más del 51 por ciento los montos destinados a salud pública de esa provincia.

«Venimos a esta sesión con muchas expectativas. Cuando el presidente Alberto Fernández estuvo hace pocos días en Misiones, pudo ver el crecimiento de nuestra provincia y cómo queremos trasladar ese crecimiento hacia la Nación», resaltó Diego Sartori, integrante del bloque provincial que gobierna Misiones.

Los votos afirmativos también llegarán del lado de los lavagnistas del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, encabezado por el mendocino José Luis Ramón.

Sobre la macroeconomía del país, el Presupuesto 2021 estima un déficit del 4,5% del PBI y un crecimiento del 5 por ciento. Uno de los achiques que más festejan en el Frente de Todos es el pago de intereses de deuda. Luego de la exitosa renegociación del ministro Guzmán de los bonos con legislación local y extranjera, esta cifra pasará del 3,5 al 1,5 por ciento del PBI. La inflación se estima alrededor del 29 por ciento y el valor de un dólar a diciembre del año que viene rondará los 102 pesos, según el texto que la Cámara de Diputadas se encaminaba a aprobar al cierre de esta edición. Además, el presupuesto en educación aumentará un 29 por ciento. En este escenario las becas Progresar pasarán de 14.000 a 28.000 millones de pesos.

La diputada Claudio Bernazza (FdT) destacó la importancia de estas políticas desde la perspectiva de la niñez. «Podríamos decir que desde el desendeudamiento hasta la conectividad, el fomento de la producción y un presupuesto en clave de género, todo es niñez», subrayó la legisladora. En la misma línea agregó: «Los recursos asignados (para los más chicos) aumentan en algunos rubros muy significativamente. Entre ellos, las políticas educativas y de cuidado y los programas de empleo impactan directamente sobre sus vidas».

Informe: Antonio Riccobene / Página 12 

 

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *