Son varios los centros de día en Santa Fe que no pueden afrontar los gastos de servicios, impuestos y sueldos y prometen tomar “medidas urgentes”.

Una alarmante situación rodea a la realidad de los centros de día de la ciudad de Santa Fe. Cientos de personas asisten a estos lugares cada día, aunque los establecimientos se encuentran cada vez más jaqueados por los gastos a afrontar mes a mes.

A esto se le suma la deuda de cuatro meses de haberes que mantiene Iapos con dichos espacios. La facturación de diciembre fue la última que Iapos pagó a los centros de día los haberes de los afiliados que allí concurren.

Además de eso, los profesionales ven como sus aranceles sufren una desactualización ante la inflación que obliga a una rotación de personal constante en los establecimientos. “No podemos seguir endeudándonos para pagar sueldos o sostener el centro de día porque estamos en una instancia donde ya no da para más”, enfatizaron.

Deuda con los centros

UNO Santa Fe dialogó con una de las titulares de centros de día de la ciudad, quien hizo una radiografía sobre el presente en Santa Fe: “El último pago de Iapos fue en diciembre, de ahí en adelante no nos han pagado. Además, con la inflación que hay trabajamos con aranceles que no están actualizados. Entre el atraso de pago que hay y la falta de actualización se hace imposible sostener un centro de día con todos los gastos que tiene en profesionales, alquileres, impuestos, luz, gas, servicios que se le presta a los pacientes como desayuno, merienda, materiales de trabajo en talleres, etc”.

Falta de respuesta de Iapos

“No nos gustaría tener que bajar el nivel de lo que se le da a cada paciente, pero realmente se está haciendo imposible seguir sosteniendo esto. Estamos evaluando que medidas vamos a tomar. Los centros de día no se pueden cerrar porque trabajan con otras obras sociales y con otros pacientes que son particulares, pero si se pueden tomar medidas con respecto a los pacientes de Iapos, ya sea cortar su prestación o disminuir los días y horarios de asistencia de los pacientes a los centros”, aseguró la referente del sector.

Consultada sobre si hubo algún tipo de respuesta de parte de Iapos para con los centros de día, enfatizaron: “Estamos en una situación límite porque es mucha la plata que tenemos retenida por Iapos, son muchos los meses de atraso y no tenemos respuestas de nadie. Se han mandado mails pidiendo reuniones con el director o subdirector, solo en una oportunidad nos han atendido empleados que nos manifestaron que todo lo que se dice se traslada a los directores pero luego no tenemos ninguna respuesta de esas inquietudes que manifestamos todos en las reuniones”.

Problema para las familias

Esto trae dolores de cabeza también para las familias de quienes asisten a los centros de día, dado que de ellos depende su organización y la asistencia a la persona que necesita de dichos lugares a diario. Sobre esto aseguraron: “Hay muchos pacientes que vienen de lunes a viernes seis horas por día y la familia tiene todo organizado de acuerdo a eso y obliga a organizarse de otra manera también dejando de prestar una asistencia. Son muchos pacientes que tienen distintas patologías lo cual interfiere en el tratamiento de un paciente”.

“Tenemos que tomar una medida urgente porque hay muchos centros de día que están planteando directamente cerrar. Con los alquileres que se fueron por las nubes más todos los gastos que se tiene es imposible porque es nuestro trabajo y nuestro esfuerzo. A uno le da lástima por los pacientes pero lamentablemente no podemos seguir endeudándonos para pagar sueldos o sostener el centro de día porque estamos en una instancia donde ya no da para más”, concluyeron.

Fuente: UNO Santa Fe

Comenta sobre esta publicación