El hecho ocurrió en la intersección de J.J.Paso y Roverano, en el límite con la ciudad de Sauce Viejo.

Un grupo de vecinos de Santo Tomé se reunió frente a la residencia de un hombre acusado de presunto abuso sexual a una menor de edad e incendió su vivienda.

Los incidentes comenzaron anoche, aproximadamente a las 20:30, cuando unas 50 personas se congregaron en las inmediaciones de un inmueble ubicado en la intersección de las calles Roverano y J. J. Passo.

Algunos de los manifestantes llevaban palos, mientras que otros arrojaban piedras. Todos estaban visiblemente alterados y tenían la intención de hacer justicia por sus propias manos.

En ese momento, llegaron al lugar numerosos agentes de la policía, incluyendo el Comando Radioeléctrico de Santo Tomé, la Guardia de Infantería, la subcomisaría 9na, la subcomisaría 13ra, la comisaría del distrito 12da y el jefe de la 7ma Zona de Inspección.

Los oficiales intentaron restablecer el orden y realizaron disparos al aire con sus escopetas reglamentarias, pero los individuos más exaltados no respondieron favorablemente a estos intentos de control.

En cambio, se desahogaron violentamente contra las unidades policiales, llegando incluso a dañar algunos patrulleros con patadas y piedras.

En medio de este caos, varios individuos ingresaron a la propiedad y la incendiaron, lo que llevó a la intervención de dos equipos de bomberos zapadores.

El hombre acusado fue retirado del lugar por la policía y trasladado a otra dependencia policial en un intento de resguardar su seguridad.

Fuente: Sin Mordaza

Comenta sobre esta publicación