El conjunto comandado por Juan Francisco Ponce venció 83 a 73 a Hispano Americano en el último juego por la permanencia en la Liga Nacional de Básquet. El máximo anotador del encuentro fue Brandon Moss con 28 tantos.

En el primera mitad del encuentro, si bien el partido fue parejo, de aro a aro con triples incluidos, el que mejor hizo las cosas en conjunto fue el equipo local que con el empuje de la gente logró estar arriba por ocho puntos, teniendo en cuenta que en el primer cuarto, los de Río Gallegos lograron igualar el tanteador.

El Tate contó con un quinteto que le demostró a Ponce en este porque es el inicial, con buena eficacia de Juan Pablo Cantero, con un muy buen partido de Iván Basualdo, con la presencia imponente del capitán Maximiliano Martín que tuvo vida cuando el equipo lo necesitó y con una gran participación de Andrés Jaime.

Por su parte, el elenco visitante,salió a la cancha con un quinteto conformado por Luis Cequeira, su capitán, Marcos Saglietti,Juan Ignacio Ducasse y los norteamericanos, Deionte Simmons y Brandon Moss quienes no empezaron de la mejor manera pero se fueron metiendo en partido poco a poco cuando la pelota pasaba de Saglietti a Moss en gran parte del primer cuarto y por el porte de Simmons, que más tarde se iba a convertir en una pieza fundamental para que Hisapano siempre haya estado en carrera.

Con aciertos y desaciertos por ambos bandos, el partido se iba al descanso con un Unión ganando 46 a 39 y soñando con que la plaza de la Liga Nacional se quede en Santa Fe.

La segunda mitad del cotejo fue la que más pasión e intensidad hubo, por el lado del local se siguió viendo el equipo que toda la temporada se espero, unido, jugando en conjunto, no cayendo en los nervios propios de lo que estaba en juego, fue la mitad donde pudo ser más explotado un casi nacido en la entidad como lo es Jordi Godoy, Justín Everett volvió a ser el norteamericano que hizo que Unión se ponga 1-2 en la serie en el primer juego en Río Gallegos y un Maximiliano Martín con su rol auténtico de capitán que no solo aportó en el juego y armado sino también que fue clave en la cosecha de puntos.

Por otro lado, el conjunto visitante,no solo siguió dependiendo de los norteamericanos que estaban en su noche si no también de los errores de Everett y de Basualdo que también hicieron que Moss se luzca en la zona pintada. Pero no fue suficiente porque Unión logró superar el bache que los mismos errores lo metieron y volvió a ir de lleno al aro de Hispano Americano.

Así, con ímpetu, empuje, juego y corazón, Unión de Santa Fe le ganó con autoridad a Hispano 83 a 73 y logró quedarse con la tan prestigiosa plaza de la Liga Nacional de Básquet.

El máximo anotador de Unión fue Juan Pablo Cantero con 18 tantos mientras que Brandon Moss con 28 hizo lo propio para Hispano.

Parciales: 22-22/46-39/63-58.

Redacción y fotos: Cintia Giuntini