Dos hombres en una moto la interceptaron en un pasillo y le arrebataron el teléfono con el que estaba trabajando.

Esto es uno de los tantos episodios de inseguridad que se registraron este miércoles mientras se realizaba el Censo 2022. Los delincuentes estuvieron a la orden del día y aprovecharon que los censistas debían utilizar los teléfonos celulares para cargar los datos y los arrebataban.

“Es bronca, impotencia. No es un celular, es trabajo, yo trabajo, estudio, todos los días salgo a trabajar y lo que tengo poco, mucho o nada, me lo gané trabajando y me da mucha bronca e impotencia que vengan y te arrebaten esto” contó la estudiante del Magisterio al Móvil de LT10.

El robo fue cerca del mediodía cuando estaba en un pasillo con muchos departamentos, terminando de cargar los datos, y “ahí fue el momento en el que me lo arrebataron. Intenté pero no pude, eran dos en una moto a cara descubierta, lo único que tenía era una gorra con visera”.

Además del dolor que le quedó en el cuerpo por resistirse al robo, le preocupa que la remuneración que iba a recibir por el trabajo y que tenía como destino la compra de apuntes, ahora deberá ser para reponer lo robado.

El caso de Josefina, fue asaltada por tres masculinos en una moto en inmediaciones de Regimiento 12 de Infantería y Mitre. Mientras estaba con una compañera, uno de los atacantes se bajó de la moto y le sacó el celular con el que estaba trabajando.

Sobre la presencia policial, aseguró que durante toda la jornada no vio un patrullero, e incluso los vecinos les dijeron que el barrio era así y que les podía pasar, que pasa todos los días en el barrio.

Fuente: LT10