El producto “Johnson’s Baby Powder” dejará de ser vendido en todo el mundo a partir de 2023, detalló la empresa en un comunicado y destacó que realizará la transición de toda la gama de productos de polvos de talco para bebés para que tengan una composición basada en maicena.

“Evaluamos y optimizamos continuamente nuestra cartera para posicionar mejor el negocio para el crecimiento a largo plazo. Esta transición ayudará a simplificar nuestras ofertas de productos, ofrecer innovación sostenible y satisfacer las necesidades de nuestros consumidores”, destacó la empresa.

La compañía farmacéutica mantuvo su posición sobre la seguridad de su producto, sosteniendo que no contiene asbesto y que no causa cáncer, tal y como han venido denunciando miles de estadounidenses a la compañía, informó la agencia DPA.

En 2017, un tribunal de Los Ángeles condenó a la farmacéutica a pagar hasta 417 millones de dólares (354 millones de euros de entonces) al considerar que el grupo era responsable de un cáncer de ovario terminal diagnosticado a una mujer de 63 años.

En esa ocasión se condenó a la empresa por no advertir adecuadamente del riesgo asociado al uso de sus productos con talco. (Télam)