Pedirán la revisión de la prisión preventiva para el docente acusado de abuso sexual en Ceferino Namuncurá

El abogado y la propia familia del único detenido sostuvieron que existirían “muchas inconsistencias en la causa” que no justificarían la continuidad del arresto.

La defensa del docente de educación física acusado de abuso sexual en el jardín Ceferino Namuncurá, apelará a la realización de una cámara gesell para solicitar la revisión de la prisión preventiva. La semana próxima se realizará una audiencia para acordar el equipo que llevará adelante la prueba.

Según explicó el abogado y la propia familia del único detenido, existirían “muchas inconsistencias en la causa” que no justificarían la continuidad del arresto. Fernanda Deluca, esposa del imputado, señaló que no solo cinco profesionales descartaron en uno de los casos algún signo de abuso, sino que también, los “relatos no coinciden unos con otros, mientras las denuncias fueron tomadas de los que dijeron los padres, pero no los niños”,

Fernanda reconoció que semejante situación debe tener su recorrido por la Justicia, “porque si hay casos de vulneración de derechos de los niños es urgente poder definir si es cierto o no, por lo que estamos a disposición”, pero sostuvo que, aquello ocurrido luego de conocerse la noticia, “supera todas las posibilidades de sobrellevar situaciones difíciles: de pronto nos encontramos con nuestra casa destruida y con las mascotas asesinadas. Uno puede entender el dolor de una familia en una situación semejante, pero en primer lugar, se debe dejar actuar a la Justicia. Nada justifica destruir a otra familia, mis hijos tienen el mismo derecho que los niños y realmente han atravesado una situación muy traumática”.

A más de diez días del incendio de su vivienda, Fernanda y sus hijos, de 20, 15 y 12 años, aún continúan dispersos, con miedo de salir a la calle y sin haber podido regresar a sus actividades habituales.

“Estamos con acompañamiento psicológico porque no es sencillo asimilar todo lo que nos fue pasando. Trato de centrarme en el presente para no desmoronarme, porque si uno toma dimensión de cómo esto le cambia la vida, es muy difícil afrontar todo junto. Trato de centrarme en el día a día, porque, además, la situación nos exige estar activos para atender a un sinnúmero de cosas. Actualmente, estamos trabajando con el abogado para pedir la revisión de la prisión preventiva, porque habíamos ofrecido todas las garantías de que mi marido no se iba a fugar y que no iba haber ningún perjuicio contra las posibles víctimas de estos hechos”.

Con respecto a su esposo, Fernanda contó que Juan se encuentra tranquilo “porque considera que la Justicia va a poder determinar su inocencia, no solo porque confía en él mismo, sino también, porque están a la vista las pruebas de que los abusos no pudieron haber sucedido. Urge demostrar cómo eran los espacios dentro del jardín, los procedimientos de cómo se realizaban las actividades y la visibilidad de la escuela. Por su puesto que está muy angustiado por nosotros, pero está procesando todo lo que está pasando. En el lugar que se encuentra detenido está cómodo y seguro, en un clima tranquilo, pero muy desconcertado por lo que conlleva para nuestra vida cotidiana”, agregó Fernanda.

Luego de diez días de permanecer con las puertas cerradas, este martes regresaron las clases para el 1er y 2do año del secundario en la institución educativa de Ceferino Namuncurá, emplazada en pleno corazón de barrio Yapeyú. Este miércoles volverán los 3eros, 4tos y 5tos y el jueves será el turno del primario.

Con info de Sin Mordaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *