El oficialismo quiere aprobar una ley con la fuerza de las armas

Numerosas organizaciones sociales, políticas y gremiales marcharon hacia la Plaza de los Dos Congresos, para manifestarse en contra de la ley de reforma previsional que Cambiemos deseaba poner en debate de manera apresurada sabiendo que con el correr de los días los diputados afines comenzaban a dudar en brindar el apoyo a una ley a todas luces antipopular. En un clima militarizado fueron llegando los Diputados Nacionales, a los cuales les costó acceder a la Cámara Baja por el excesivo blindaje realizado por las fuerzas federales y gendarmería , se registraron hechos de violencia que desembocaron en una represión desmedida. Pasadas las 14hs. horario de inicio de la sesión solo se encontraban presentes en sus bancas los diputados del oficialismo, luego de 50 minutos el Pte.de la Cámara baja dictaminó que había quorum, tomo la palabra la Diputada Graciela Camaño le espetó al pte. “no pasen más papelones, levantemos la sesión, no hay quorum”. Antes había tomado la palabra el Diputado Agustín Rossi proponiendo también el levantamiento de la sesión pues ya habían pasado mas de 30 minutos y que por reglamento se debía levantar la sesión. Luego de una hora y conocedora de los tips legislativos tomó la palabra la Diputada Lilita Carrió, la cual al ver la falta de quorum, realizó la tradicional puesta en escena y argumentó que las condiciones de violencia atentaban contra una sesión normal y desde su bloque ordenó levantar la sesión.

Con Sabor a Barrio dialogó con la Diputada Nacional Lucila De Ponti, escucha la entrevista completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *