Municipios y comunas en una situación de ahogo financiero

En su habitual columna del Dr. Raúl Degrossi detalla las complicaciones financieras de municipos y comunas de la provincia que fundamentalmente tienen serios problemas para solventar los gastos corrientes debido a la caída de la recaudación propia y de la coparticipación provincial y nacional. Es un combo letal, inflación, caída de la actividad, caída en las recaudaciones, todo generado por políticas económicas e impositivas nada eficientes.

Se extienden las protestas de trabajadores y trabajadoras municipales en la provincia, el ejemplo más claro fue el que realizaron en Coronda, se manifestaron cortando la ruta porque este mes solo cobraron el 41% de sus salarios.

¿Por qué se agravó la situación financiera de municipalidades y comunas?

“Se está dando un combo bastante complicado, se caen la recaudación de los recursos propios y los recursos que reciben por coparticipación provincial y nacional, al mismo tiempo se incrementan los gastos porque cuando hablamos de inflación también golpea a las cuentas del Estado ,las municipalidades y comunas como cualquier repartición pública tienen que pagar los servicios públicos más caros, el combustible para el parque automotor y la maquinaria de la comuna deben pagarlo más caro y en un momento donde se habla de emergencia alimentaria tienen una demanda de la contención en la precarización social que implica mayores gastos”.

“Los recursos propios de las municipalidades básicamente el más importante es el derecho registro de inspección es el que pagan los comercios es un tributo que funciona vinculado a los niveles de facturación y en consecuencia a los niveles de ventas, si cae la venta y el consumo cae la facturación y cae ese recurso”.

“Es segundo recurso en importancia es la Tasa Gral de Inmuebles se cae el índice de cobrabilidad porque la gente tiene que elegir o pagar todos los impuestos o comprar las cosas esenciales y los impuestos coparticipables provinciales como por ejemplo Ingresos Brutos y nacionales como el IVA y Guanacias también están atados a la actividad económica y si esta cae también cae la recaudación. Hubo medidas nacionales que eliminaron el IVA para determinados productos y ajustes en ganancias para la cuarta categoría que derivaron en menos transferencias para las provincias y en consecuencia menos transferencias para las municipalidades y comunas”.

¿Qué nivel de recursos en concepto de coparticipación reciben los municipios y comunas?

“Para las municipalidades y comunas son recursos importantes pero no tienen una gran participación de lo que recibe la provincia de los impuestos propios y de los nacionales de la llamada coparticipación federal, ustedes piensen que el impuesto propio más importante es el impuesto de los Ingresos Brutos que representa según los años un 75% a un 80% de la recaudación propia fuera de la coparticipación, las municipalidades y comunas reciben un 11% del total que se recauda en ese impuesto. Y después la coparticipación federal es decir el impuesto a las ganancias, el IVA, el impuesto al cheque, el impuesto a los combustibles, todos los impuestos nacionales del total que recibe la provincia por parte de la nación solo el 8% se destina a municipalidades y comunas, el 92% queda en manos del estado provincial. Si además caen los recursos por la caída de la actividad la participación en la torta de la coparticipación que tienen las municipalidades y comunas es pequeña comparada con la provincia”.

¿Hubo algún tipo de modificaciones durante la gestión del Frente Progresista?

“No  ninguna y es llamativo porque hubo varias reformas tributarias, sobre los ingresos brutos, el de sellos que son coparticipables a las municipalidades y comunas, por otro lado hasta se llegó a plantear mediante una consulta popular para reformar la constitución provincial y uno de los puntos centrales que se discutió fue la autonomía municipal, no puede haber autonomía municipal si no están dotadas de recursos suficientes para cumplir con sus obligaciones”.

¿Cuál ha sido el impacto de la eliminación del Fondo Soja?

“Tiene mucho impacto porque conforme se baja en la estructura del Estado, de Nación a la provincia y a los municipios y comunas, crecen la proporción de los gastos corrientes del estado sobre el total de los gastos, es decir pagar la nómina salarial de los empleados, los gastos de funcionamiento, los servicios. Entonces el margen que le queda a los municipios y comunas para hacer gastos de capital o inversión en obra pública, compra de maquinarias y equipos es reducido con sus recursos propios y cualquier recurso adicional que viene por encima de los recursos propios y/o coparticipables que se puede usar para obras públicas como pavimento, cordón cuneta, obras menores que se realizaban con el Fondo Sojero que se recibían automáticamente y diariamente en las cuentas de los municipios como se recibe la coparticipación porque cuando se creó en el gobierno de Cristina Fernández por el DNU 206 establecía que las provincias para recibir el fondo soja debían coparticipar a los municipios y comunas que debía ser automática y diaria, era un recurso liquido disponible solo para obra pública, con lo cual el resto de los recursos lo usaban para sus otras obligaciones”.

¿Así mismo el CEMAFE fue creado con el Fondo Solidario?

“Cuando se creó se dijo, las provincias tienen que coparticipar obligatoriamente no menos de un 30% de lo que reciban tiene que ir a municipalidades y comunas. Eso no significaba que fuera el 30% podría repartir 50 y 50, Santa Fe tomó el criterio menor el 70% va para la provincia y el 30% a municipalidades y comunas”.

Escucha la primera parte de la columna:

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *