Médico santafesino aseguró que está comprobado que las máscaras y el distanciamiento funcionan

El neumonólogo oriundo de Esperanza y radicado en Estados Unidos, Carlos Picone, habló con Siesta Líder sobre la nueva información sobre el coronavirus y la situación sanitaria a nivel global, y brindó detalles de las alternativas médicas y de higiene para contrarrestar la pandemia.

El médico oriundo de Esperanza y radicado en Estados Unidos, Carlos Picone, habló con Siesta Líder sobre la nueva información sobre el coronavirus y la situación sanitaria a nivel global, y brindó detalles de las alternativas médicas y de higiene para contrarrestar la pandemia.

«La situación es diferente según la parte del país. Yo vivo en la zona noroeste de Washingnton, donde la mayor parte de la gente sigue las reglas, donde todos usan máscaras. Nunca realmente hubo un pico exagerado, pocas hospitalizaciones. Trabajo en la terapia intensiva aquí y nunca hubo más de tres o cuatro pacientes con enfermedad severa por Covid», sostuvo el neumonólogo esperancino.

Picone relató que muy pocos de sus pacientes de la ciudad capital de EEUU contrajeron la nueva enfermedad y que sí vivió de cerca la pandemia cuando se fue a trabajar a Nueva York en mayo. «Ahí lo vi bien de cerca, pero en esta parte del país no hubo ningún tipo de descontrol. Hay enfermos y fallecidos pero no es una situación fuera de control», aseguró.

«Tenemos que rescatar que en EEUU ha habido un vacío de liderazgo político y de salud pública. No quiero decir que las cosas se hayan hecho bien en EEUU, todo lo contrario. Se hubieran podido hacer las cosas muy bien por la cantidad de recursos, profesionales, el sistema hospitalario. Lo cierto es que cuando las decisiones políticas destruyen lo que quieren hacer los expertos, los resultados son pobrísimos. Las cosas no se han hecho bien y se podían hacer 100 veces mejor», agregó.

Para ejemplificarlo, enumeró a países tan diferentes como Vietnam, Canadá y Japón que lograron reducir a la mitad la mortalidad del Covid en comparación con la gestión de Donald Trump, con quien fue muy crítico.

Dentro de los elementos que sirven para bajar la propagación del virus, el doctor Picone fue enfático con el uso de la mascarilla. «Se necesitaba distanciamiento social y máscaras. Simplemente usar máscaras funciona por muchas razones: disminuye la probabilidad de infección y también la dosis infecciosa. Al pasar esto la gente que se enferma tiene un curso de la enfermedad mucho más leve», explicó.

En este tramo recordó la experiencia en un crucero que fue a la Antártida y estuvo navegando alrededor de la Argentina. «En aquella oportunidad se le repartió máscaras a todo el mundo y se las usó a rajatabla, a diferencia de lo que pasó con otro en las costas de Japón, en la misma situación, pero donde no las usaron. La mortalidad y el grado de infección fue cinco veces más, usando máscaras se redujo el grado de infecciones al 20%, de manera que sabemos que usar máscaras y distanciamiento funciona», subrayó.

«Lamentablemente en este momento tenemos un presidente que está haciendo campaña, que se ríe y se jacta de usar máscaras, y toda la gente que lo sigue va a eventos con miles de personas que es como tener la situación perfecta para inducir la propagación de la pandemia. Así que es una cuestión que no tiene sentido», apuntó el especialista esperancino.

Consultado sobre la rápida recuperación de Trump, explicó: «Hay que recordar que no todos se enferman mal con Covid, he tenido pacientes de 90 años con enfisema severo que no se han ni enterado. Trump es un caso más, aunque tuvo acceso a terapias que no todo el mundo tiene. Le dieron anticuerpos monoclonales, que inhibe la replicación de la infección a otras células. Le dieron Remdesivir, betametasona, le tiraron todo el armamento y después de 5 días estoy convencido que está mejor porque está jodiendo a la gente de nuevo»

«Gente como Trump son un peligro a la democracia, a las instituciones y a la humanidad. Entonces desde mi punto de vista es lamentable que se haya recuperado tan rápido», completó.

También se refirió a las medidas sanitarias basadas en la cuarentena. «Cuando hablamos en abril dije que hay otra manera de hacer las cosas. Dije que Suecia había decidido no cerrar la economía y no hacer cuarentena a rajatabla porque hicieron un cálculo en función de la morbilidad y mortalidad y dio que no correspondía porque iban a conseguir la inmunidad de rebaño hacia el verano del 2020. Tuvieron que pagar un precio, pero hoy están del otro lado de la pandemia, tienen un gran nivel de anticuerpos en la población», señaló.

«Cada uno tiene que valorar la realidad local. Me preocupaba de la Argentina es que se hizo un cerraje a rajatabla tempranamente, cuando la probabilidad de infectarse en ese momento eran muy bajas y con la consecuencia de un daño terrible a la economía, sin un plan. No se puede estar cerrados por 12 meses hasta tener la vacuna. Cerrar por cuatro semanas hasta organizar la salud pública, pero no cerrar por seis meses. Es una locura», aseguró.

Por último, enumeró algunas de los avances en cuanto al tratamiento y la cura del coronavirus. «Tenemos herramientas de trabajo, el Remdesivir, besametasona para la gente que desarrolla neumonitis, seguramente el de los anticuerpos monoclonales va a ser aprobado prontamente. Vacunas sabemos que hay cuatro que están en estadíos avanzados de fase 3».

«No hay que tener pánico, usar máscaras, no ser vectores de la enfermedad para con otros. Si reunimos, que no seamos más de seis personas, siempre usando máscaras, siempre en la intemperie. Si hacemos los deberes tenemos que ser capaces de controlar la situación. Simplemente con cuarentena, cuando la gente necesita trabajar para poder vivir, me parece una locura», expresó.

Fuente: LT9

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *