El pasado miércoles, Unión logró cumplir el objetivo que se marcaron en el inicio de la temporada, lograr la permanencia en la Liga Nacional de Básquet y luego de vencer a Hispano Americano  en un quinto juego, el capitán del Tate dialogó sobre sus sensaciones.

Para Martín, las sensaciones después del triunfazo fueron más que positivas, ya que se pudo lograr el objetivo de local y que es un momento histórico, que no se va olvidar fácil porque la cancha estaba explotada, la gente estaba muy efervescente y posiblemente eso le dio ánimos para jugar de la forma que jugaron.

El experimentado jugador no se olvidó de dedicarles algunas palabras a la gente que los fue a alentar en el quinto partido de la serie y que los alentó la mayoría de los partidos que el Tate disputó en su primer temporada en Liga Nacional después de tanto tiempo, teniendo en cuenta que para un jugador de básquet es más que agradable poder jugar así.

Por otro lado, Unión se fue a Río Gallegos con un 0-2 abajo pero con la ilusión intacta, sin nunca bajar los brazos, sabiendo bien lo que tenían que ir a buscar porque no había un mañana y eso fue lo que les sacó un poco de responsabilidad para salir a jugar un tercer partido a matar o morir.

Para el oriundo de La Pampa, el tercer punto de la serie fue un punto clave para continuar y un envión anímico para llegar a un quinto juego y lograr la permanencia.

Uno de los principales responsables de aquel ascenso a la Liga Nacional, comentó que durante el partido tuvieron la cabeza fría, teniendo en cuenta el trabajo que hacía Hispano Americano para acercarse en el marcador pero por todo el trabajo realizado con sus compañeros, es meritorio haber logrado la permanencia en la élite del Básquet Nacional.

Redacción: Cintia Giuntini

Fotos : Cintia Giuntini