MasterChef: Fede Bal sancionado por preparar unas empanadas incomibles

Dolli Irigoyen retó al hijo de Carmen Barbieri a comerse una empanada  y sentir una pizca de su propia medicina.

La competencia de «MasterChef Celebrity» vive noches álgidas y de mucha presión para los famosos, quienes se baten a duelo  por el premio de un millón de pesos. En la última gala tuvieron que cocinar un clásico de los argentinos: empanadas. Claro que, como todo desafío, tuvo sus pequeñas trampas. En este caso, tuvieron que recrear las empanadas típicas de diferentes zonas de Argentina. Y el resultado de Fede Bal fue para el olvido. «Parece una torta frita mal cocida», fulminó Dolli Irigoyen, probando la incomestible elaboración.

Bal, que ganó la medalla plateada la semana pasada, tuvo el beneficio de probar las empanadas de todas las regiones y asignarle a sus compañeros cuál debían preparar. Como si fuera poco, también tuvo que determinar que cantidad de empanadas tenía que cocinar cada uno. Quedándose con las empanadas salteñas, con masa casera, el hijo de la capocómica Carmen Barbieri tuvo que defender la insignia que lo llevó a ser, momentáneamente, el mejor cocinero de los famosos.

El desempeño general de Fede Bal en la cocina no fue el que esperaba y las empanadas que presentó resultaron incomestibles, dato que el jurado se encargó de recalcar en varias oportunidades. Para empezar, el mediático tuvo complicaciones a la hora de hacer el repulgue y se abrieron todas. La masa quedó demasiado gruesa y el relleno, según Donato de Santis, era «pura papa». «La masa te quedó cruda. Le falta la frescura de la cebolla de verdeo, del comino… tiene demasiada papa», profundizó el chef italiano.

«Parece una empanada colombiana, está muy gruesa… demasiado. En un momento, cuando todos tus compañeros tenían la masa, vos no… ¿cómo es que te atrasaste tanto?», señaló Damián Betular, disconforme con la preparación, que no le dejó un buen gusto en su exigente paladar.

Sin dudas, quien dio la devolución más dura fue la implacable Dolli Irigoyen -que reemplaza a Germán Martitegui por unas semanas- quien no se privó de nada y fulminó las empanadas salteñas de Fede Bal. Picante, le pidió que le eligiese él que empanada debía evaluar. Acto seguido, sentenció:  «Me diste la peor de todas las que tenías en el plato. Como si fuera el enemigo… es el intento… como una tortafrita mal cocida». Siguiendo con su crítica, Dolli lo invitó a que coma una y la reacción de Bal fue instantánea: «Terrible… una cagada».

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *