Más de medio equipo de Colón, al borde la suspensión

De cara al partido del domingo ante Rosario Central por la Copa Superliga, seis jugadores de Colón llegan con cuatro amarillas.

Colón se juega mucho en la Copa Superliga que se pondrá en marcha este fin de semana. Más que nada, porque con la ratificación de los tres descensos el equipo quedó nuevamente complicado y, si no reacciona, la ilusión de quedarse en Primera se esfumará rápidamente. Por eso se apostó por la vuelta de Eduardo Domínguez, que estaría en las próximas en Santa Fe para tomar las riendas y armar el plan para visitar a Rosario Central el lunes próximo, desde las 21.10.

 

La pesada mochila de nueve partidos sin ganar en el ámbito local, que se suman a los 24 sin sumar de a tres fuera de Santa Fe se transformaron en misiones imposibles por el momento y por eso el plantel se mentaliza en echar por tierra con esa malaria de una vez por todas. El tema es que se vino trabajando con todo para que eso sea posible y la reacción no pudo darse. Solo se destacan pasajes ante Defensa y Justicia (0-0), Racing (1-1) y el primer tiempo ante Boca (derrota 4-0).

Después, siempre que empezó perdiendo se quedó con las manos vacías. Pavada de compromiso asume Eduardo Domínguez, que agarra un fierro caliente al que nadie se animaba. Pero sabe que todavía quedan varios capítulos por delante para buscar romper el molde y ya se pone manos a la obra.

 

Eso sí, seguramente ya lo pusieron al corriente de todo y ante Rosario Central habrá seis jugadores al límite de la suspensión por tener cuatro amarillas. Algunos vienen hace algunas fechas en capilla y no recibieron la restante que los obligaría a cumplir una fecha de inactividad. Ellos son: Matías Fritzler, Fernando Zuqui, Rafael Delgado, Tomás Chancalay, Gonzalo Escobar y Gabriel Esparza.

Todos fueron titulares ante Talleres y se desprende que también cuentan con grandes chances de estar desde el inicio en Rosario. Amén de esta situación, la realidad es que Colón no puede prescindir de nadie y será cuestión de ver qué es lo más adecuado a criterio del técnico, que suplantará a Diego Osella, que solo sumó dos puntos en este 2020.

 

Acciones del deporte con las que hay que convivir y también arriesgar, porque ya no alcanzar con solo empatar y ganar en el Gigante de Arroyito permitiría espantar los fantasmas que hoy tienen a mal a traer a Colón.

Con información de UNO Santa Fe

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *