Informe del Instituto del Trabajo y la Economía. Fundación Germán Abdala

En su habitual columna de los lunes, María Eva Bellini nos comenta el Informe del Instituto del Trabajo y la Economía de la fundación Germán Abdala sobre la creación de puestos de trabajo en el segundo semestre de 2017.

Los indicadores económicos dicen que en 2017 la economía creció, pero qué tipos de trabajos esta economía está generando. Hoy por hoy el trabajo que se genera es en el sector informal. La encuesta permanente de hogares establece que uno de cada 4 empleos que se generaron fueron trabajadores no registrados y cuentapropistas, es decir que el 75% fue trabajo informal y solo un 25% fueron trabajos asalariados registrados. En función de eso analiza que los ingresos de los trabajadores no asalariados que trabajan 45 horas semanales es un 32% inferior de los trabajadores formales. Ahí está la importancia de generar trabajos de mayor calidad, registrados, porque hay una legislación que los protege en función de las horas trabajadas y de los ingresos obligatorios que debe percibir ese trabajador.

Solo el 14% de los trabajadores por cuenta propia registrados pertenece a los sectores profesionales (abogados, médicos, contadores) el resto es trabajo de mayor vulnerabilidad.

El informe detalla cuáles fueron los sectores que generaron mayores empleos. El que mayor puestos de trabajo generó fue el comercio, pero el 90% fue trabajo informal. Son actividades que vienen a completar los ingresos familiares en el sector del comercio. Muchas familias se ponen un kiosco y esa es la manera de generar trabajo en el comercio. El segundo fue el de la construcción, que generó la misma cantidad de trabajo registrado que informal. Y estos trabajos son cíclicos y temporales y los salarios son menores al promedio de salarios de la economía que es entre 15 mil y 19 mil pesos.

Otro de los sectores que generó un 13% de los 59 mil puestos de trabajo no registrados del sector cuentapropista fue la actividad inmobiliaria. Este sector está vinculado a los servicios a las empresas como la seguridad y la limpieza. Otro sector que también generó puestos de trabajo no registrado fue el sector privado de la educación. Y la salud generó en igual cantidad trabajadores registrados y no registrados. Y por último el sector de servicios personales (trabajadores de gimnasio, servicios de cuidado, de estética) que todos los puestos que generó fueron asalariados no registrados.

O sea, que 7 de cada 10 de los puestos generados en el segundo semestre de 2017 son precarios.

Entre los sectores que destruyeron puestos de trabajo se encuentra la industria que perdió 22 mil puestos de trabajo asalariado registrado y en segundo lugar el de trabajadores de casas particulares que disminuyó trabajos no registrados asalariados.

El informe muestra que la economía en el 2017 creció, pero que el trabajo que generó es precario y muy vulnerable.

Escuchá la columna de María Eva acá:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *