Los problemas de una larga transición

En su  tradicional columna el Dr.Raúl Degrossi deshilvana la coyuntura de la transición de 6 meses de la actual gestión del gobernador Miguel Lifschitz y la futura gestión del electo gobernador Omar Perotti.

¿Existe alguna referencia sobre una transición de 6 meses de un gobierno?

“La duración de la transición depende de la fecha de la elección que la determina el gobernador de la provincia y la Constitución lo único que dispone es que la convocatoria dispone es que no puede ser ni más de seis meses antes de la terminación del mandato del gobernador en funciones y menos de 90 días, es decir tres meses, aquí ha pasado que las elecciones fueron en septiembre y la transición era de tres meses, ahora el gobernador optó por convocar en el mes de junio y eso determina que la transición sea más larga, ahora hasta el 11 de diciembre pues es un día después del cambio de mandato del presidente , el gobernador de la provincia con el mandato que resultó ese día Miguel Lifschitz a partir de ese día será Omar Perotti”.

¿Existe alguna medida legal que el gobernador actual no pueda tomar?

“No legalmente no, el problema no es legal, el problema es político, el gobernador tiene potestad hasta el 10 de diciembre cuando se produce el cambio de mando. El problema es de naturaleza política con 6 meses de gobierno por delante las decisiones que toma un gobierno tienen más que ver con el próximo gobierno que con el que se está yendo , entonces por ahí viene el reclamo de la nueva administración , ojo con lo que van a hacer no tomen ninguna medida  que no sea impostergable que nos condicione o determine lo que nosotros vamos a hacer, acá están coexistiendo dos legitimidades políticas la de Lifschitz que fue votado en el 2015 y la legitimidad del gobernador electo que fue votado el 16 de junio y las dos merecen respetarse”.

¿Quién elabora el presupuesto 2020?

“Ese es el principal problema porque de acuerdo a la Constitución de la Provincia el presupuesto del año siguiente tiene que estar en la Legislatura por el ejecutivo, que es el único que lo puede presentar, antes del 30 de septiembre de este año, lo cual supone formalmente que lo tiene que hacer el gobernador Lifschitz , es él quien tiene que firmar el proyecto de ley  y los cálculos de gastos y recursos del presupuesto provincial”.

“El problema es que ese presupuesto va a empezar a regir a partir del primero de enero del 2020. Hasta el 31 de diciembre de este año, hasta hace tres semanas después que asuma Omar Perotti va a regir el presupuesto que la legislatura aprobó el año pasado para este año el 2019 , eso es de manera formal, la cuestión es que quien lo tiene que ejecutar el gobernador entrante me parece que es imprescindible y se va a dar es que el gobernador entrante tenga intervención él y sus equipos en la elaboración de ese presupuesto hasta donde se pueda, pues hay gastos que se denominan corrientes como por ejemplo el pago de los sueldos y gastos de funcionamiento que en líneas generales se repiten todos los años, a tal punto que en la Constitución prevé que pasa si se llega al 31 de diciembre y la legislatura no sancionó el presupuesto y se prorroga el que está vigente en sus partidas ordinarias o corrientes”.

¿Qué pasará con las obras públicas?

“El presupuesto discrimina todos los años la obra pública, aquella que está en curso de ejecución (licitada, adjudicada y en curso de ejecución), eso tuvo un costo de obra estimado y un plazo de obra, incluso en cada presupuesto se calcula lo que se va a ejecutar de esa obra en plata y físicamente en años venideros. El problema está con las nuevas obras es decir con las obras que se liciten y se adjudiquen este año en lo que queda de este gobierno pero que se ejecuten el año que viene si esas obras tienen una fuente concreta de financiamiento no habría mayores problemas, el problema es que si se licitan o pretenden licitar donde no esta clara la fuente de financiamiento porque ahí se puede dar que en este lapso de 6 meses sea suficiente para licitar, adjudicar y contratar y generar un vínculo con la provincia legal con una empresa para que haga una obra sin saber de dónde saldrá el dinero. Legalmente es muy clara con la ley de obras públicas pues antes de licitar una obra se debe establecida su financiación.

“Si existiera una situación de manera impostergable hay que realizar una obra urgente como en medio de una catástrofe hay que licitarla sin financiación en el mismo acto dice el ejecutivo debe solicitar a la legislatura la apertura del crédito y lo digo porque unos días antes de la elección el gobernador dictó un decreto llamando a licitación a un conjunto de rutas provinciales para pavimentar en el norte de la provincia sin financiación con el programa de PPP donde las empresas que se licitan deben aportar la financiación por supuesto que esa deuda pasa a la provincia la cual deberá pagar el financiamiento y el costo de la obra a la empresa privada”.

Escucha la columna completa: si usas cel hacé clik en Listen in Browser

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *