Los pedidos de Madelón a la dirigencia

El entrenador pretende que lleguen algunos refuerzos puntuales para terminar de potenciar el plantel, que en la próxima temporada disputará la Superliga y la Sudamericana 2020.

La vara en Unión quedó bien alta luego que el plantel consiguiera en las dos últimas temporadas sendas clasificaciones para disputar la Copa Sudamericana (2019 y 2020).

Producto de que varios jugadores se proyectaron de gran manera, el plantel sufrió una sangría muy importante en lo que va del mercado de pases, y es así que se fueron Bruno y Mauro Pittón (San Lorenzo), Diego Zabala y Emanuel Britez (Rosario Central), mientras que a Augusto Lotti y Franco Fragapane se les terminó el vínculo y buscaron nuevos horizontes.

En tanto, la dirigencia consiguió extenderles sus vínculos a Damián Martínez (se le compró la mitad del pase), Jonathan Bottinelli (primero se comunicó que no se le renovaría y luego se dio marcha atrás), Claudio Corvalán y Braian Álvarez.

Mientras que llegaron el arquero Sebastián Moyano (Gimnasia de La Plata), el volante Ezequiel Bonifacio (Gimnasia de La Plata) y el mediocampista ofensivo Gabriel Carabajal (Patronato), pero la realidad es que el DT pretende que lleguen más refuerzos.

Debido a la gran baja que tuvo el plantel, es que el DT pretende que llegue un lateral por la izquierda, un volante por la derecha, un mediocampista central, otro jugador de características ofensivas y un centrodelantero.

Para el puesto de lateral izquierdo el apuntado es Lucas Villalba, quien viene de jugar a préstamo con buen suceso en Aldosivi pero intenta salir en condición de libre desde Independiente, club dueño de su pase.

Villalba sabe que vendrá a pelear el puesto a Santa Fe, debido a que tras la partida de Bruno Pittón el puesto le quedó a Corvalán, que fue el primer jugador en renovar su contrato una vez que terminó la temporada anterior.

Todavía no trascendió quién es el volante por la derecha que pretende el DT, pero los dirigentes trabajan para conseguirlo. Es que en ese lugar Diego Zabala aportaba despliegue, desequilibrio, juego y goles al equipo, y su baja ya se siente a pesar que todavía no arrancó la actividad oficial.

En tanto, como lo adelantó en su primer conferencia de prensa en esta pretemporada, el jugador distinto que espera Madelón es Juan Ignacio Cavallaro. Los dirigentes le hicieron una propuesta al entrerriano, quien deshoja la margarita entre seguir en Tigre, volver a Estudiantes o Unión, o aceptar una propuesta del Partizán de Belgrado.

Para reemplazar a Mauro Pittón el pedido del técnico tatengue a los dirigentes fue para que intenten contratar a Federico Lértora, quien viene de descender con Belgrano. La entidad cordobés rechazó varias propuestas de compra de Newell’s, y pretende venderlo ya que la intención del jugador es cambiar de aire.

 

Mientras que nuevamente el entrenador apuntó a Claudio Spinelli, quien viene de jugar a préstamo en Argentinos Juniors en el primer semestre del año y su pase pertenece al Genoa de Italia. Madelón ya lo había querido en el mercado de pases anterior.

Está claro que lo de Spinelli puede ser factible en caso que Genoa decida no utilizarlo, debido a que Unión le podría ofrecer continuidad. Pero la realidad es que el préstamo sería elevado para las posibilidades del club pero se trabaja para satisfacer al DT.

Sobre todas estas gestiones trabajan los popes rojiblancos, con alternativas en el caso de aquellos jugadores que son inalcanzables desde lo económico, pero con el plus de contar con dinero disponible de las ventas para intentar que el plantel no pierda jerarquía con respecto al de las últimas e históricas temporadas.

Con información de Uno Santa Fe

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *