Uno de las incorporaciones del equipo de Sergio Rondina habló luego del empate en uno  con Arsenal de Sarnadi y comentó sus sensaciones.

En principio, el ex jugador de Arsenal confesó que luego del golpe sufrido en la zona baja del párpado izquierdo, se le tuvo que pegar con la gotita para poder terminar el partido y que no sangre pero que no correría peligro para poder ser tenido en cuenta desde la partida en el próximo cotejo del Sabalero.

En cuanto al partido en sí, el jugador comentó que el gol de Arsenal los noqueó un poco por lo que le costó volver a entrar en partido teniendo en cuenta que Arsenal se metió atrás y Colón entró en el juego propuesto por los de Sarandí que hicieron que no se encuentre otra alternativa.

Finalmente, Picco sentenció que junto con el entrenador van a ver a lo largo de la semana los trabajos a seguir para poder hacer un mejor partido el próximo fin de semana cuando Colón visite a Central Córdoba de Santiago del Estero por otra fecha de la Liga Profesional.

Redacción: Cintia Giuntini