Este viernes se llevan a cabo los alegatos finales después de seis semanas de procedimientos judiciales. Johnny Depp está demandando a su exesposa Amber Heard por 50 millones de dólares por un artículo de opinión publicado en el Washington Post en 2018, en el que la actriz describió su experiencia con el abuso doméstico. Heard impuso una contrademanda por difamación por 100 millones de dólares contra Depp en 2020, que está en curso.

En su alegato final, los abogados del protagonista de Piratas del Caribe aseguraron que la “abusadora” en la pareja fue Heard y no Depp, como declaró la actriz en varios tramos del proceso.

“Se escucharon audios tras audios y ella fue la que abusó de él”, puntualizó uno de los abogados de Depp, al dar el testimonio final de la defensa del actor hacia el jurado.

Johnny Depp saluda al llegar a la sala de audiencias de los tribunales de Fairfax.

Antes, la otra representante del actor también había hablado en el mismo sentido. “Les pedimos que devuelvan al señor Depp su vida, que digan al mundo que el señor Depp no es el abusador que la señorita Heard dijo que era y que le hagan responsable de sus mentiras”, aseguró Camille Vasquez.

La abogada fue contundente: “Las pruebas mostradas en este juicio han demostrado que la señorita Heard es la abusadora. Fue violenta, abusiva y cruel”.

Qué dijo Amber Heard en su alegato final

En su declaración final, Amber Heard dejó algunos pasajes muy fuertes, donde contó que su vida se volvió una verdadera pesadilla en el último tiempo y no pudo evitar romper en llanto al enumerar distintas situaciones.

“Me acosan, humillan y amenazan todos los días”, dijo sobre la actitud que tienen muchos de los fans de su ex tanto en las redes sociales como en la vía pública.

La coprotagonista de Aquaman remarcó que para ella no es sencillo revivir todo lo que vivió durante su matrimonio con la estrella de Piratas del Caribe y que su relato sea utilizado posteriormente para degradarla en otros ámbitos. “La gente me quiere matar y me lo dice todos los días”, indicó.