Joaquín Lezcano : “Todavía no tenía ganas de irme”

Recibió una puñalada en el corazón el 18 de agosto pasado y estuvo en estado crítico durante semana.

Joaquín Lezcano de 23 años recibió una puñalada en el corazón el 18 de agosto pasado y estuvo en estado crítico durante semanas. Hace ocho días salió de terapia intensiva, y hoy habló por primera vez desde la sala 6 del Hospital Cullen.

Con la voz ronca por la traqueotomía que le realizaron para que se pueda comunicar, el joven indicó: «Es el día a día. Ni mis amigos lo pueden creer, fue un milagro, lejos. Mucha ayuda de los médicos y de la gente que me rodea que me bancó mucho. Tampoco tenía ganas de irme. Dentro de todo, estar así no está tan mal tampoco».

Aseguró además, a radios de la ciudad que al despertar «no entendía nada, no sabía ni donde estaba, no me acuerdo nada» y sobre el posible ataque de un trapito señaló: «No hubo discusión, nos dijo que le paguemos antes y eso hicimos». Al mismo tiempo agregó: «No tengo nada contra nadie ni nada y una de las primeras hipótesis que tenemos con mis amigos es que se equivocaron de persona».

Por su parte su hermano Nicolás, dijo  sobre las entrevistas que brindó esta mañana: «Él tiene una traqueotomía entonces le cuesta hablar y fuerza mucho la voz. Con él está trabajando la psicóloga, para que no sea tan brusco para él que los medios aparezcan y le pregunten de la causa. No está en conocimiento pleno del hecho, sí tiene como flashes pero nada más, pero no manifestó nada más», lamentó.

«Igualmente está en una sala común y la recuperación que lleva es muy buena. Ya tiene los últimos antibióticos que una vez que termine eso le darían el alta, aparentemente. Está lúcido, le hicieron ese procedimiento para que él pueda hablar, tiene que forzar mucho», concluyó.

Con información de Uno Santa Fe

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *