Inmunidad de rebaño una “falacia peligrosa” ante el coronavirus

Ochenta científicos calificaron de esta manera esta teoría que aumentaría los niveles de morbilidad y letalidad en la población.

Ochenta científicos calificaron de «falacia peligrosa» la tesis de la inmunidad de rebaño. La misma es respaldada por altos funcionarios de la Casa Blanca, que plantea dejar que el covid-19 se propague en Estados Unidos hasta que un alto porcentaje de la población se infecte. Y, luego, desarrolle una supuesta inmunidad.

Altos funcionarios de la administración Trump han discutido la tesis de la inmunidad colectiva o de rebaño, impulsada por un grupo de expertos en epidemiología y salud pública que firmaron la llamada «Declaración de Great Barrington» como una medida para detener el daño económico causado por la pandemia.

El doctor Jonathan Reiner, profesor de la Universidad George Washington, dice que bajo un modelo de inmunidad colectiva o de rebaño un 70% de la población en Estados Unidos podría infectarse de coronavirus. Y, añade, como consecuencia unos 2 o 3 millones de personas morirían.

Este experto insiste en que no hay evidencia de que una vez que alguien se infecta de covid-19 su inmunidad sea permanente. Como ocurre con el sarampión, que cuando la persona se contagia o se vacuna no se vuelve a infectar.

Control de los ancianos

La teoría de la inmunidad colectiva o de rebaño contempla entre otras cosas que los ancianos tengan una «protección focalizada». Por ejemplo, introduciendo precauciones adicionales como pruebas frecuentes de covid-19 para evitar infecciones.

Sin embargo, Thomas Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), considera imposible evitar que el coronavirus llegue en un momento dado a esta población vulnerable.

En medio de la controversia sobre aplicar o no un esquema de inmunidad colectiva o de rebaño en Estados Unidos, el presidente Donald Trump se ha declarado inmune al coronavirus tras padecer la enfermedad.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) permitir que un virus peligroso, que aún no entendemos del todo, se propague libremente es simplemente una falta de ética y no es una opción.

Fuente: CNN

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *