Los investigados tienen entre 34 y 48 años y se les endilgó haber tenido en su poder en locales comerciales dispositivos denunciados como sustraídos

Cuatro hombres de entre 34 y 48 años fueron imputados ayer en el marco de una investigación que lleva adelante el MPA al circuito comercial de teléfonos celulares robados.

La Oficina de Investigación y Juicio de la Fiscalía Regional 1 realizó las atribuciones delictivas en una audiencia que estuvo a cargo del juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Nicolás Falkenberg.

Locales comerciales

En la audiencia, la Fiscalía sostuvo que los ilícitos fueron cometidos en cuatro locales comerciales de la ciudad de Santo Tomé dedicados a la compra, venta y reparación de teléfonos celulares. Al respecto, se remarcó que en esos inmuebles se desarrollaban actividades que no contaban con la correspondiente habilitación especial.

Según se precisó, uno de los imputados llevaba a cabo su accionar delictivo en un inmueble ubicado en Avenida Luján al 2.300; otro en calle Buenos Aires al 2.000; otro en Avenida Luján al 2.800; y el cuarto de los hombres investigados en un local en Avenida Luján al 3.800.

Al momento de realizar la imputación, el MPA indicó que las personas investigadas – cuyas iniciales son ADA; ECE; CSS y NMM– recibieron y tuvieron en su poder por lo menos 32 dispositivos que habían sido denunciados como sustraídos y estaban inhabilitados por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). De acuerdo con lo indicado por la Fiscalía, los imputados ofrecían a cambio de dinero la realización de servicios técnicos ilegales para que los celulares volvieran a circular en el mercado.

El MPA también mencionó que los cuatro hombres fueron detenidos el martes en el marco de allanamientos en los que, además de los teléfonos, se secuestraron dos máquinas de flasheo o box, que son los aparatos que se utilizan para formatear teléfonos móviles y liberar sus códigos de identificación o IMEI (por sus siglas en inglés).

Por otro lado, la Fiscalía hizo referencia a que en el local ubicado en Avenida Luján al 2.300, se secuestró una pistola semiautomática calibre 380 que estaba cargada con seis cartuchos intactos y era apta para efectuar disparos.

Encubrimiento

Los cuatro hombres son investigados como autores del delito de encubrimiento agravado (por habitualidad y por haber actuado con ánimo de lucro, sin contar con una habilitación especial).

Además, al imputado al que se le secuestró el arma de fuego se le atribuyó la tenencia ilegítima de un arma de fuego de guerra.

Medidas cautelares

La audiencia de medidas cautelares se llevarán a cabo entre hoy y mañana. Para uno de los imputados se llevará a cabo hoy, mientras que para los otros tres serán mañana.

Fuente: LT10