“Hubo una gran migración de ventas desde la Premium hacia la Súper”

Tren Urbano se comunicó con Carlos Gold, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos, para hablar sobre el aumento del precio de los combustibles.

La liberación del mercado en octubre de 2017 significó que las compañías petroleras podían comprar el barril de crudo para producir y refinar la nafta en el mercado externo importándolo. En ese momento el barril de crudo había superado los 55 dólares, con un dólar a $ 18, esa conversión daba un barril de $ 1000. Esa situación trasladada a esta semana con un barril a U$D 74 y un dólar a $ 28 nos da un barril cerca de $ 2000. Hoy les cuesta el doble, ese es el argumento que esgrimen las petroleras para sostener el aumento de precio, poder cubrir el desfasaje, que con todos los aumentos no se ha podido cubrir.  Todavía resta entre un 10% y 15% para que salgan a raya. El argumento de las petroleras es que tiene que seguir subiendo. Las estaciones no definimos los aumentos, lo definen las petroleras. A veces nos enteramos horas antes. Nosotros vamos a reuniones con las petroleras y el común denominador de todas las compañías era que estaban perdiendo plata y trabajando a pérdida.”

La liberación del precio de combustibles hoy con el diario del lunes suena negativo, pero nosotros seguimos sosteniendo que fue una medida acertada. Primero porque “el barril criollo” también hubiera subido, siempre tuvo dependencia del contexto internacional. A las compañías productoras de petróleo o a las provincias no les convenía tener su barril de crudo barato porque no se permitían de la libertad de poder importar o bien las provincias podían recibir menos regalías cuando el barril estaba más bajo. O sea, que pensamos que “el barril criollo” también hubiera tenido un incremento. Por otro lado, el contexto internacional, la mayoría de los países se mueven así, eso significó la inserción de la Argentina en un mecanismo imperante a nivel mundial. Todos los países del cono sur se manejan con el crudo internacional.”

“Creemos que el combustible va a seguir aumentando salvo que baje el barril de crudo, o baje el dólar o que las compañías digan hacemos patria y no aumentamos más.”

“En el mes de junio, después de 13 meses de crecimiento sostenido ha habido una disminución en las ventas. Hubo una gran migración de ventas desde la Premium hacia la Súper. La gente se volcó a combustible más barato.”

Escuchá la entrevista a Carlos Gold:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *