Historia vitivinícola y etílica de la ciudad de Santa Fe

Walter Ballesteros nos invita a recorrer la historia de los vinos más consumidos en los hogares de la ciudad de Santa Fe.

La historia de las marcas líderes del mercado, las primeras marcas llegan a la ciudad por las líneas férreas traídas en toneles y vendidas en galones. En los años 60 Santa Fe ya tenía sus fraccionadores, la historia comienza en Maipú Mendoza de Bodegas Gargantini que pertenecían a las familias Giol y Gangantini. Es asi que comienzan a llegar a la ciudad y a los pueblos en la época del corcho. La fraccionadora de Bodegas Gargantini se instala en la esquina de 4 de Enero y Catamarca.

En los años 70 lideró en el mercado santafesino el vino Franja Amarilla con planta fraccionadora en San Gerónimo y Candido Pujato líder indiscutido de un vino blanco de color oro que estaba en la mesa del obrero y del profesional.

Escucha la columna completa:

 

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *