Femicidio de Carla Morel: las sospechas de la familia tras el brutal crimen

Hicieron una marcha para pedir justicia.  Desde la mesa Ni Una Menos Rincón repudiaron el femicidio de la verdulera que vivía en esa ciudad.

La familia de Carla Morel organizó y participó de una marcha en pedido de seguridad, justicia y esclarecimiento del crimen. Fue realizada frente a la casa de la mujer de 46 años, donde tenía una verdulería. Carla fue asesinada este lunes y su cuerpo fue encontrado en un descampado con golpes y signos de violencia.

La hermana de Carla, María Isabel, hizo hincapié en la problemática de la inseguridad: «Hasta ahora no se sabe nada. Nos dijeron que iba a venir la policía a cuidar la casa y no vino nadie. Nos sentimos muy abandonados por ellos. Ayer cuando los llamamos vinieron como a la media hora, cuando estamos a un paso de la comisaría. Rincón se convirtió en el viejo oeste, ya no se puede dormir, las balaceras son constantes. Se tirotean».

Según sus hermanas, Carla tenía cinco hijos. Dos mujeres de más de 20 años, un adolescente de 17 y dos niños de 8 y 9 años. «De los dos nenitos que quedaron sin nadie nos vamos a tener que ocupar nosotros de velar por ellos. Lo único que queremos es que se haga justicia y que realmente se ocupen y no sea un caso más. Ella no merecía esto«, agregaron.

Al mismo tiempo, al ser consultada sobre cómo era la relación de su hermana con la actual pareja afirmó: «Es uno de los sospechosos. Lo llevaron, le tomaron declaración y lo soltaron. Se llevó el auto, la moto, un televisor, ropa de él, una plata que tenía mi hermana. Carla tenía una verdulería chiquita, se sustentaba con eso. Nosotros somos gente de trabajo. Nada le costaba a la policía estar ahí. Si te paran en la calle por averiguación de antecedentes te tienen hasta 48 horas, y a este lo soltaron nomás. A mi hermana le estaban haciendo la autopsia. No lo tendrían que haber largado. Al celular de ella no lo pudimos encontrar, lo estamos buscando. La policía nos dijo que como lo buscamos contaminamos el lugar. Y no contaminamos nada. Así como vinimos nosotros, pudo haber venido el que la mató».

Sobre la relación que tenía Carla con el hombre que fue demorado por la Policía de Investigaciones, María Isabel dijo: «Era bastante mala. Dicen que nadie escuchó nada. Él nos llamó a las 4 de la tarde para decirnos que nuestra hermana no había aparecido. ¿Cómo no nos llamó antes? Y fue el primero que la encontró. Si la hubiera buscado temprano la hubiera encontrado él. No era una relación sana. Vos podés perder a tu hermana porque la atropellaron, pero no porque le reventaron la cabeza. Esto es criminal. Queremos justicia».

Ni Una Menos

Por su parte Ni Una Menos de Rincón sostuvo que al crimen «lo entendemos como un femicidio por sus características». En este sentido, explicaron que respetarán los procesos de la familia, que hasta el momento pidieron justicia en el marco de un reclamo por inseguridad y no de desigualdad de género.

A través de un comunicado, la organización de mujeres costera expresó: «Queremos informar nuestro repudio al femicidio que se cobró la vida de Carla Morel. Carla no apareció muerta, a Carla la mataron, por lo tanto alguien es responsable. No hay dudas que la expresión máxima del patriarcado es el femicidio, es la mayor crueldad que se ejerce sobre las mujeres».

«Por el momento estamos a disposición de la familia de Carla, en el día de hoy vamos a realizar la reunión que teníamos planificada camino al 3 de junio, que como todos los años, saldremos a las calles para que ninguna muerte quede impune, para que dejen de matarnos porque vivas y libres nos queremos».

Fuente: Uno Santa Fe