Estaba armado , huyó y terminó preso

Fue en un chequeo policial en el extremo noroeste de la ciudad de Santa Fe.

Por Juan Trento

El martes, antes del mediodía, en calle Formosa al 7100 un motociclista que desconoció la orden policial de detenerse para un control, fue perseguido y aprehendido, y de la cintura le secuestraron un revólver calibre 32 cargado y en óptimas condiciones de funcionamiento. Uno de los vecinos del barrio se convirtió en involuntario testigo del procedimiento, oficio en su condición de tal, haciendo saber al jefe del operativo que el aprehendido es uno de los violentos tiratiros que le hacen la vida imposible a los habitantes de los barrios del extremo noroeste de la ciudad de Santa Fe. La motocicleta también fue secuestrada y ahora se investiga si posee pedido de secuestro activo por robo.

El delincuente fue identificado como C. M. C. de 23 años, el que luego de concluir con la redacción del acta de procedimientos, fue trasladado y alojado en uno de los calabozos de la Subcomisaría 17° del barrio Brigadier López.

Los chequeos que realizan oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos de la policía capitalina, se inscriben en el reordenamiento operativo diseñado en las dos últimas semanas en el ámbito de la Unidad Regional 1° departamento La Capital de la Policía de Santa Fe, con permanentes chequeos selectivos de personas y de vehículos en tránsito que son ejecutados en forma combinada por ambas agrupaciones.

Portación indebida de arma de fuego

Informaron sobre el resultado del procedimiento a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Manuel Cecchini, que ordenó que el muchacho aprehendido continuara privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor del delito de “portación indebida de arma de fuego de uso civil”.

Fuente: Uno Santa Fe