Escuelita de Fútbol para pibes y pibas en la Vecinal Chalet

Tren Urbano dialogó con Walter Mamani de la Escuelita de Fútbol Chalet sobre las actividades que se llevan a cabo desde hace tres años, la función social de integración y de contención para niños, niñas y adolescentes que lleva a cabo la Vecinal Barrio Chalet.

“Este es un programa de Futbol enmarcado en las actividades que tiene la Asociación Vecinal Chalet encabezado por su presidente Aldo Godoy y Ana Ingaramo, y los integrantes de la Comisión de la Asociación es un programa de fútbol para chicos donde la recreación es fundamental buscando la manera de darle contención para crearle un ámbito deportivo que quizás no lo puedan tener  y es diferente cuando tienen a alguien al frente que los conduce para incorporarle cosas en su juego”.

El año pasado veíamos que no solamente pibes sino que también se incorporaban pibas

“Si, se terminó más con nenas este año incorporamos a las nenas también lo preferible es que las nenas tengan un día y los varones otro».

¿Se sumaron muchos nenes el año pasado?

“El año pasado terminamos con casi 40 chicos a veces lo que uno se imagina es un número entre los 15 a los 20 chicos y el año pasado lo superamos, la idea es la de darle contención a la mayor cantidad de chicos y si el número se excede veremos la manera de poder darle en distintos horarios para conformarlos a todos”.

¿Qué has encontrado al trabajar estos años en la Vecinal?

“Este es el tercer año que no pudimos seguir por este problema que hubo, el año pasado nos hemos insertado en algunos torneos donde al final se les entrega un premio porque no es competitivo sino recreativo y formativo donde el resultado no interesa tratando de hacer amigos y se establecen relaciones que muchas veces se transforman en contactos permanentes y en amistades”

Walter vos que transitaste el fútbol profesional de manera intensa ¿Qué significa esta versión tuya de formador y de contención de niños y niñas?

“Es mucha la responsabilidad, porque uno busca la manera de contenerlos como primer cosa, después uno busca la manera de darle cosas que en mi época no existían puesto que la calle no era tan peligrosa y hoy es necesario este tipo de actividades para evitar que deambulen por ahí o que los usen más que nada, esto es bueno porque para ellos es una actividad recreativa en este tipo de programa y cuantos más días y horas mejor. Lo bueno es que hay 20 chicos que vienen desde hace tres años y uno ya los conoce”.

¿Cómo tienen que hacer los pibes y pibas si quieren participar?

«Son los martes y jueves de 16hs a 18:30 para varones y los viernes a la mañana para las nenas van hasta la vecinal y se anotan, tenemos todos los protocolos sanitarios que exige la municipalidad por el Coronavirus».

Escucha la entrevista completa:

 

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *