En reconocimiento a Marta Soler, se inició una campaña para que el 22 de abril sea el día de la arquera en Argentina

12 Atajos en una Hora dialogó con quien fue arquera de la Selección Nacional de Fútbol femenino Marta Soler, la primera guardameta que defendió el arco en el mundial de México de 1971.

Después de que la Legislatura porteña declarara el 21 de agosto como el Día de las Futbolistas (por aquel triunfo frente a Inglaterra), la idea es lograr que el 22 de abril quede instaurado como el de la Arquera: es la fecha de nacimiento de Soler y reconocería a todas aquellas que la historia invisibilizó.

Como inicio el reconocimiento de las Pioneras del futbol femenino en Argentina

“Toda esta historia empezó hace tres años todo de la mano de Lucila Sandoval que sin ella todo esto no hubiera pasado, todos los homenajes, todos los reconocimientos, algo totalmente inesperado para nosotras una sorpresa enorme porque éramos totalmente invisibles”.

 

¿Cómo te sentís sabiendo que hoy en tu cumpleaños se pueda instaurar como día de la arquera?

“Es un honor enorme para mi totalmente inesperado, pero me encanta la idea porque quedaría para la posteridad, ni en mis sueños me lo hubiese imaginado, pero bueno esperando que eso suceda, fue impresionante ese mundial, nunca vi tanta cantidad de gente sinceramente fue impresionante por mi edad”.

“Nosotras estábamos más allá del machismo, porque no nos interesaba, era tanta la pasión que le poníamos a lo que hacíamos, que los dichos de andá a lavar los platos ni lo escuchábamos, sinceramente eso no fue una traba porque muchas veces jugábamos contra hombres, porque si ellos al principio nos trataban de manera peyorativa, pero cuando nos veían jugar nos respetaban y mucho porque teníamos unas jugadoras maravillosas”.

¿Como fue disputar un mundial con tan solo 17 años?

“Fuimos en tres tandas al mundial porque los documentos no salieron a tiempo, yo llegue el sábado a la noche y el partido era el domingo al mediodía, pero no solo eso, sino que todo estaba dado para perder ese día con la inglesas, ellas venían de otro fútbol, con otra preparación; nosotras fuimos sin técnico, sin médico, sin ropa, botines de potrero directamente, y dentro de ese marco inolvidable en el estadio Azteca lleno, le hicimos cuatro goles a las inglesas, maravilloso e inolvidable”

“En ese mundial yo recibí varios goles, pero sinceramente en los partidos que nos hicieron más goles fueron en los que nosotras mejor jugamos”

“Contra las inglesas jugamos un partido increíble”

Escucha la entrevista completa:

 

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *