De esta manera lo afirmaba Rafael Colombo abogado miembro de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas a los micrófonos de FM Chalet. Las causalidades de la extraordinaria bajante del Paraná son antrópicas generadas por un modelo económico extractivista del neoliberalismo que se viene aplicando en la región, pues el río Paraná atraviesa Brasil, Paraguay y Argentina, la siembra directa, el monocultivo, los agrotoxicos, la deforestación, la agricultura intensiva y la matriz energética basado en combustibles fósiles ha generado un combo perfecto que en la actualidad estamos sufriendo.

¿Contamos si esta bajante responde a causas naturales o no?

En líneas generales estas clases de distinciones que históricamente se han analizado entre las causalidades antrópicas y no antrópicas ya es muy difícil de continuar discutiendo porque ha sido tal el nivel de impacto del modelo económico productivo basado en los combustibles fósiles, la extracción de minerales, de la deforestación, de la agricultura intensiva a base de organismos genéticamente modificados , de agrotóxicos, siembra directa y monocultivo es muy difícil discutir o diferenciar las modificaciones que se producen en el ambiente que provengan de la naturaleza o del ser humano”.

“Indiscutiblemente las causalidades hoy son mayoritariamente antrópicas y están íntimamente ligada a esta matríz económica productiva extractivista que tanto daño le está haciendo a la Argentina y a la región”.

¿Qué hemos hecho desde la zona de la pampa húmeda para que esto suceda?

El río Paraná viene siendo objeto de una hostigación y presión por lo menos desde hace varias décadas y la situación de stress hídrico que está atravesando la región que tiene dos o tres años de historia que ya es el segundo o tercer año consecutivo de bajantes del río Paraná y las proyecciones del INA (Instituto Nacional de Agua) que esta situación no va a cesar por lo menos el resto del 2021 y seguramente en buena parte del 2022 y esto está ligado a la enorme presión que se genera sobre el  cauce del río , te voy a dar un ejemplo vinculado a la agricultura y ganadería intensiva que ha ganado mucho terreno y mucha superficie en las últimas décadas por ejemplo la Hidrovía Paraná- Paraguay, por la hidrovía se exporta el 80% de la producción argentina se mueven miles de embarcaciones que trasladan millones de toneladas de mercaderías, se llevan a cabo tareas de dragado y sobre dragado que altera la profundidad y el cauce natural del río”.

En este mismo sentido destacó la influencia de las represas hidroeléctricas, “Al mismo tiempo se puede destacar las represas hidroeléctricas, Argentina tiene 90 aprovechamientos hidroeléctricos de las cuales 17 son mega represas  una de ellas es Yaciretá de carácter binacional que en este momento se imaginará ud. está operando al 50% de su capacidad precisamente porque no hay agua”.

Hizo referencia a las causales de la contaminación del río,”Y por supuesto que hay causas ligadas a la contaminación que producen las industrias que descargan sus efluentes en el río Paraná y que básicamente son las distintas áreas metropolitanas que sobresale el gran Rosario como epicentro de buena parte de este proyecto de la hidrovía Parana- Paraguay que las autoridades lo están conduciendo a partir de una matriz de gestión que heredamos de los años 90, por supuesto que la deforestación está ligado a este fenómeno pues Brasil, Paraguay y Argentina están sufriendo una gran deforestación muy critica , también atravesamos una gran sequía la mayor en 90 años , Paraguay también tiene problemas por las altas temperaturas no nos olvidemos que el río viene por el sur del Brasil transita por Paraguay e ingresa a Argentina por Misiones , pasa por Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y desemboca en la cuenca del río de La Plata, entonces estamos asistiendo a un proceso de desertificación de los ecosistemas producto de todas estas contingencias no solamente ligadas a los extractivismos sino que también al cambio climático que tienen eventos climáticos extremos”.

“Son un conjunto de factores que su denominador común es el extractivismo que promueve esta situación y el río está atravesando todo esto”.

¿Existen medidas a lago plazo se pueden realizar para poder tener un río que tenga agua?

Parece gracioso pero la verdad que es trágico , yo creo que hay dos medidas a tener en cuenta una de corto plazo y urgente, que es suspender toda obra u actividad  de infraestructura que genere más presión sobre el río y que si no se pueden hacer que sean las mínimas e indispensables, urge suspender todo tipo de sobre dragado que ya lo ha hecho el Ministerio de Transporte, urge también suspender todo tipo de deforestación en las provincias en las cuales el río Paraná atraviesa y detener el proceso de sojización”.

“En el largo plazo hay que exigir que el gobierno lleve a cabo políticas publicas seria, abierta y participativa y contundente para generar una transición justa y radical, que quiere decir esto promover las energías limpias y renovables que deje de ser extractivista y fosilista que deje de concentrarse en los hidrocarburos que el mundo ya lo considera un activo obsoleto  que promueva una justa división del ingreso que discuta el canje de deuda financiera por deuda ecológica como lo planteo el presidente Alberto Fernández que incluya una agricultura con agricultores . Hay muchas medidas que el gobierno podría operar en una transición ecológica radical en el ámbito urbano hay que reverdecer y ecologizar  las ciudades pues vimos que se conformó la tormenta perfecta, por un lado la pandemia y el humo de las quemas en el Delta del Paraná. Las respuestas no pueden ser  bajo ningún punto de vista las mismas que nos han llevado a esta crisis ecológica”.

Finalizando la charla se refirió a legisladores y legisladoras que defienden intereses de minorías a las cuales les interesa seguir teniendo la hegemonía económica y financiera, en clara alusión a la patria sojera que quiere que nada cambie.

Escucha la entrevista completa: