El Mercado de Productores debió adaptar su forma de trabajo por la pandemia

El titular del mercado explicó que son varias las medidas de higiene y seguridad que se han puesto en práctica para asegurar la provisión de frutas, verduras y hortalizas a toda la región.

El Director Ejecutivo del Mercado de Abasto Carlos Otrino, contó cómo trabajan los puestos en el marco de la pandemia del coronavirus. «No es fácil encontrar espacio para las 3000 personas que circulan por el mercado, hemos tomado medidas especiales como despejar las veredas y calles, las lavamos con lavandina y recomendamos como en todos lados que tanto los productores como los clientes y camioneros guarden la distancia de seguridad de un metro», aseguró

Además comentó que «se han dispuesto horarios y formas de trabajo especiales».

“Hay una realidad», dijo Otrino, «hay un gran número de trabajadores del mercado que pueden trasladarse con sus recibos de sueldo son 400 personas en esta condición y luego está el personal informal, los changarines que en general son personas que viven en cercanías y que pueden llegar bien hasta el mercado. Por otro lado hay personal licenciado, pero no es la mayoría. Esto garantiza el funcionamiento casi normal del centro de distribución para asegurar el abastecimiento de toda la región”.

En relación a los precios y una disparada que sufrieron el último viernes, el presidente del directorio del mercado explicó que el anuncio del aislamiento obligatorio disparó el consumo y eso hizo que varios productos básico como la papa y la cebolla duplicaran y hasta triplicaran sus precios.

«En el caso de los productos importados hay que esperar que los camiones que los trasladan pueden atravesar la aduana y llegar a destino. Ese es el caso de las bananas que vienen de Ecuador, por ejemplo», consideró. 

Otrino además informó que esta semana estuvo recorriendo el mercado en Santa Fe y luego también en Rosario, Juan Marcos Aviano, secretario de Comercio Interior de la provincia, verificando que el precio de los productos se estabilizara y así sucedió. «La bolsa de papas que había llegado a 600 pesos, quedó en 400 ó 450 pesos», admitió y agregó que «el tomate va desde los 400 a 1000 pesos el cajón de 18 a 20 kilos, según la calidad y procedencia».

Ahora está faltando naranja y el precio está por encima de los valores medios por una cuestión estacional, el cajón se consigue a 400 pesos.

En cuanto al tratamiento que debe darse a las frutas, verduras y hortalizas para asegurarse que no estén trasladando el virus, Otrino dijo que hay que afianzar las medidas hogareñas en cuanto al lavado de las mismas.

«Está muy bien lavarlas con agua con vinagre o agua con una gota de lavandina. En términos generales es importante no escatimarle agua y en algunos casos con unas gotitas de detergente y luego enjuagar muy bien. De ese modo uno se asegura que los productos no trasladan el coronavirus», finalizó.

Fuente: LT9

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *