Son letras por 5000 millones de pesos y 1000 millones de dólares que serán suscriptas por organismos públicos, fundamentalmente el organismo previsional.