El club elevó un escrito donde da su versión sobre lo acontecido en los últimos días, con barras y dirigentes, entre ellos el vice Horacio Darrás y el vocal Lucas Paniagua.

Colón atraviesa un duro mometo desatado por el apriete de un grupo de barras al plantel, que terminó con detenciones y condenas, entre ellas las de los dirigentes Horacio Darrás y Lucas Paniagua.

Como consecuencia del estado público que tomaron estos sucesos, el club emitió un comunicado donde dio su versión sobre lo ocurrido, en una situación que podría derivar en renuncias masivas y hasta en un llamado pronto a elecciones.

El escrito comienza diciendo: “La Comisión Directiva del Club Atlético Colón manifiesta que, debido a los acontecimientos sucedidos de público conocimiento, decidimos mantener una actitud prudencial, solidaria y comprometida para permitir la intervención del Ministerio de Seguridad y Ministerio Público de la Acusación, teniendo la firme convicción de no interceder en su accionar con el determinante objetivo de obtener el esclarecimientos de los hechos”.

“Entendemos que en estos tiempos los dirigentes del fútbol estamos sometidos a presiones y expresiones de violencia e intolerancia con distintas características, que llegan a ser de tal magnitud que nos generan, muchas veces, una gran impotencia para su control, con una características singular que es de estar siempre precedidas por permanentes amenazas personales sin descontar que, además, se replica este comportamiento en los diversos estadios del país donde se disputan encuentros deportivos”, destaca en otra parte.

Otro de los párrafos, indica: “Los clubes carecemos de medios para instrumentar un programa integral, planificado y determinante para controlar, prever y combatir este tremendo flagelo, que en su conjunto la sociedad lo conoce, padece y observa con cierta perplejidad pero, además, con una curiosa característica que es de juzgar en primera instancia a los dirigentes como únicos responsables frente cualquier acontecimiento que ocurra. Sin interpretar que quienes dirigen circunstancialmente las instituciones son socios elegidos democráticamente con la responsabilidad de gestionar y administrar una sociedad civil sin fines de lucro como lo expresan claramente sus estatutos, no incluyendo que existen ciertos límites, como los mencionados, que superan estas funciones.

“Finalmente desde la Comisión Directiva del Club Atlético Colón, hacemos llegar nuestra inquietud a las autoridades gubernamentales sobre la magnitud del problema que afecta al ámbito del fútbol en general y que amerita la urgente adopción de políticas de Estado sobre el tema, que comprometan la actuación y el compromiso coordinado de los distintos actores e instituciones afectados por tan acuciante problemática”, finaliza el escrito.

FUENTE: DIEZ EN DEPORTES