Derechos a la sexualidad y métodos anticonceptivos

En su habitual columna sexológica de los jueves, la Dra. María del Carmen Mangold desarrolla un tópico fundamental como lo es la Educación Sexual Integral como herramienta para la planificación familiar, el derecho a la sexualidad desligada de la función reproductiva.

“El derecho sexual que forma parte de los derechos humanos que debería ser una premisa como decisión política para llevar a cabo medidas que tengan que ver con al acceso a los métodos anticonceptivos, el acceso y la información en los efectores de salud , eso en muchas ONGs formábamos equipos para realizar consultorías en salud sexual y reproductiva , no implicaba solo ir a buscar los anticonceptivos sino también toda la información sabiendo que no es obligación ni la maternidad ni la paternidad”.

“Teniendo esa información las personas empiezan a tener las prácticas sexuales y sabiendo que puedo decidir si tener hijos , cuantos o no tenerlos y para ello debemos mostrar todos los diferentes tipos de anticonceptivos, que están los de barrera que son los profilácticos masculino y femenino , sobre el profiláctico femenino en Argentina las farmacias casi no lo tienen y es muy caro pues entra en la ley de oferta y demanda, si las mujeres iríamos a buscarlo los laboratorios lo fabricarían en mayor cantidad”.

“El profiláctico masculino empezó siendo algo liso y ahora hay una amplia variedad. Lo más importante es saber que la sexualidad debe ser tomada como un derecho y que se debe tener el poder de decisión sobre cuándo y cuantos hijos una pareja desea tener. Sabiendo que cuanto más se dilata la maternidad en el tiempo se torna más difícil por cuestiones fisiológicas con mayor riesgo para la madre y para el embrión”.

“Quienes tienen el deseo de ser madres pueden tenerlos o no y cuantos por eso es muy importante la educación sexual integral y para quienes vayan a ser receptores la perspectiva de género y derechos humanos, porque cuando yo hablo de profiláctico podemos dar una cátedra de como colocarlo pero si yo no trabaje que a esa niña, a esa adolescente o a esa mujer se sienta una prostituta por llevar un profiláctico, cuantas llevan profilácticos por las dudas. Si yo en todos estos grupos de asesoramiento no trabajo esto mal puedo enseñar las mil técnicas para poner un profiláctico porque sé que pesa mucho lo social”.

“Se debe trabajar en la prevención del embarazo que es responsabilidad de las mujeres que lo llevamos adelante y de los varones empiecen a incorporarlo en cada práctica sexual porque no lo tiene incorporado y además no tiene responsabilidad sobre los embarazos, debemos incorporar mayor responsabilidad de la cuestión reproductiva el varón y no dejarlo todo en manos de las mujeres, es muy difícil que los varones acudan a charlas que tienen que ver con la educación sexual y sobre todo a los métodos anticonceptivos”.

“Tener la posibilidad de pensarnos esa es la función de la ESI y el rol fundamental de las gestiones del Estado en lo que tiene que ver con la planificación familiar”

No es casual que en un Estado sobreabunde leche en polvo y no tengas profilácticos ni anticonceptivos, esto no es al azar por eso es fundamental el rol del Estado, tenemos que derribar muchísimos mitos”.

“El tema que cuando se usa profilácticos me han preguntado ¿si uso dos es mejor? No de ninguna manera, es uno solo y hay que controlar la fecha de vencimiento, hay que controlar que tenga líquido y que tenga la burbuja y el sello de calidad, uno solo y bien puesto es suficiente porque si colocamos dos, el roce puede provocar que se rompan , hay caso de roturas por diferentes causas en los métodos de barrera”.

“En los anticonceptivos hormonales, se debe informar cómo se toma porque hay muchos errores porque no se tomó el tiempo para explicar, que días se descansa y los efectos colaterales. Todo esto lleva a empoderar a la mujer y a su proyecto de vida”.

Escucha la columna de la Dra. Mangold