El nuevo mánager de la franquicia se refirió a la salida del cordobés y sorprendió a todos con sus razones.

Facundo Campazzo sigue sin equipo, pero la NBA no espera a nadie. Este lunes, la gran mayoría de los equipos tuvieron su “Media Day”, esa jornada en la que los jugadores posan para las cámaras y hablan con los periodistas por primera vez en la campaña. En cada franquicia hay caras nuevas, como el caso del nuevo mánager de Denver Nuggets que reveló la principal razón por la que el cordobés no siguió con Nikola Jokic y compañía.

Los Nuggets tienen que dar el salto al siguiente nivel. Jokic, elegido Jugador Más Valioso en las últimas dos temporadas de la NBA, aseguró que quiere ser el Tim Duncan de Denver, pero dejó en claro que tiene que ganar campeonatos para lograrlo. Con el objetivo de pelear el título, la franquicia tuvo un cambio de mandos de pies a cabeza y Calvin Booth tomó las riendas del golpe de timón. En rueda de prensa, el mánager respondió por qué Campazzo no mantuvo su lugar en el equipo: “Como he dicho antes, queríamos intentar ser un equipo un poco más grande y no pensamos que fuera absolutamente necesario tener un verdadero base como Facu, así que tomamos la decisión de movernos en una dirección diferente”, explicó.

Campazzo tuvo la “mala suerte” de caer en un equipo en el que el pivot es, más allá de la gran figura, el principal armador de juego. La visión de Jokic provocó que el cordobés deba cambiar su juego y acostumbrarse a que la pelota no pase tanto por sus manos, pero esto le sucedió a todos los bases que pasaron por Denver. Esta razón es por la que los Nuggets no mantuvieron muchos generadores de juego tradicionales y se enfocaron en rodear al serbio con especialistas en el triple y defensores de gran tamaño.

Es decir, las palabras de Booth no están directamente dirigidas a la altura de Campazzo, un flagelo que lo acompaña desde sus inicios en Peñarol de Mar del Plata. Más allá de eso, el mánager de los Nuggets reconoció la importancia del base argentino para el equipo: “Facu dio su alma y corazón cuando estaba aquí. Era querido en el vestuario. Es un competidor, sé que probablemente quería jugar más. Pero son cosas que suceden”, apuntó.

Con Jamal Murray y Michael Porter Jr. recuperados de sus largas lesiones, Denver quiere acompañar el estrellato de Jokic con una extensa temporada en playoffs o, en el mejor de los casos, con el primer título de su historia. Mientras tanto, Campazzo espera porque algún rumor de interés por parte de ciertas franquicias se concrete en una oferta tentadora para seguir en la NBA.