La historia de la intervención en el país con la excusa del combate al narcotráfico. Las relaciones que teje, los contactos políticos, judiciales y policiales. Las operaciones legales y las de facto.

El Foro contra la impunidad y por la Justicia invitó a la charla-debate en la que se presentará el libro “LA DEA EN LA ARGENTINA. Una historia criminal”, con la participación de su autor, el periodista Julián Maradeo. Cuya actividad se llevará a cabo este miércoles 5 de octubre a las 19:30hs en el Anfiteatro ATE (San Luis 2854).

En la misma se abordarán algunos interrogantes respecto del significado y actividad de esa agencia norteamericana en la Argentina, y últimamente en la provincia de Santa Fe, por los recientes convenios firmados entre la DEA y autoridades de la provincia.

FM Chalet tuvo la oportunidad de dialogar con el autor del libro Julián Maradeo, oriundo de General Madariaga provincia de CABA, licenciado en periodismo en la UNLP, escribió para diversos medios entre los que se cuenta Página/12, Crisis, Tiempo Argentino. Y es autor de siete libros en seis años, entre 2015 y 2022, algunos en coautoría, otros propios. Libros que avanzan sobre la pedofilia en la Iglesia; la biografía del Tano Angelici; la corrupción en el PRO; el lobby como poder; las fake news. Todos temas livianos, como quien diría. El último, La DEA en la Argentina (de Editorial Planeta) va más allá. La diferencia: a mirada de lego, los otros temas son complejísimos pero tangibles. La DEA, no.

“El ciudadano santafesino tiene que entender algo que debería comprender cualquier argentino o ciudadano de otra nacionalidad en los cuales la DEA tiene una participación activa, y es que la DEA cada vez que comienza a insertarse y a trabajar recíprocamente en cada uno de los países ya  sea con fiscales federales, jueces, distintos tipos de funcionarios, fuerzas federales y provinciales de seguridad, a la DEA no le interesa ningún tipo de problemáticas locales, solamente le interesa intervenir, tener una injerencia directa y crear una trama de vínculos en función de aquello que pueda ocurrir, por ejemplo en Santa Fe y lo que pueda afectar a Estados Unidos“.

“Generalmente la DEA se presta a dar un paso de comedia cuando desembarca en algún territorio, como lo hizo en febrero en Santa Fe, simulando que le interesa por ejemplo lo relacionado con los monos en Rosario, cuando realmente su interés es todo aquello que pueda estar ocurriendo en la Hidrovía del Paraná, o aquellos cargamentos que puedan desembarcar de manera aérea en algún campo de Santa Fe y luego sea trasladado a Estados Unidos. No le interesa la problemática local, pero sí utiliza la excusa de la problemática del lugar para empezar a atender puentes con aquellos sujetos del mundo policial, justicia o política con un acceso vulnerable a información privilegiada”.

Maradeo tiende un puente hacia la tangibilidad. A riesgo de spoilear, basta decir que la DEA en la Argentina aporta la información dura de la política contra la droga y la injerencia de la agencia estadounidense en los círculos de poder y de los tres poderes, con nombres propios y reales, pero en un tono de relato narrativizado, que permite incorporar información compleja sin transformarse en una pesada monografía sobre las actividades de la DEA en el país. Por el libro circulan nombres de agentes (varios de ellos aparecen entrevistados en on), jueces y exjueces, fiscales y exfiscales, uniformados y exuniformados de las fuerzas de seguridad, nacionales y provinciales, ministros, gobernadores, incluso en el plano nacional –una pena que no cuente con un índice de nombres–. Desde el primer paso documentado de la DEA en el país, en 1976, a dos meses del golpe, con el secuestro del narcotraficante François Chiappe para “extraditarlo” para ser juzgado en EE.UU. hasta la ruptura de relaciones, el momento más tenso de la DEA en Argentina, en 2012, durante el gobierno de CFK.

Tal vez, la mejor síntesis sea la que plantea el autor en la introducción cuando dice que “este no es un libro sobre drogas ni una enumeración de procedimientos, sino una investigación sobre cómo una poderosa agencia con base en Estados Unidos y tentáculos en todo el mundo fue penetrando diferentes capas de la estructura judicial, policial y política local, hasta controlarla”.

Escuchá la nota