Los clientes pidieron una porción de papas fritas, una pizza y un sándwich de bondiola. Aprovecharon un momento de descuido y se fueron sin pagar. Sin embargo, la moza logró atraparlos y fueron detenidos.

Una empleada de un restaurante de la vecina ciudad de Paraná vivió un lamentable hecho: tres clientes se fueron sin pagar. Sucedió durante la siesta de este miércoles en calle Su Santidad Francisco y 25 de Mayo.

Tres hombres arribaron cerca de las 14:30 al lugar y pidieron una porción de papas fritas, una pizza y un sándwich de bondiola. En un momento, uno de los comensales se encerró en el baño y comenzó a fumar “para distraer a la moza”, indicaron. El hombre volvió a la mesa y en una actitud sospechosa, junto a sus compañeros, salieron corriendo.

Rápidamente la empleada comenzó a correrlos hasta que logró atraparlos. “La policía, que estaba de turno en la Catedral, se dio cuenta de la situación y corrió para socorrerme”, contó la empleada. Los sujetos fueron detenidos.

La mujer contó que “gastaron $3.600 y ninguno pagó nada. Cuando fueron atrapados, se pelearon entre ellos para ver quien tenía plata. El lugar estaba muy concurrido y seguro pensaron que era un buen momento para hacerlo”.

Fuente: Santa fe 24hs.