Este sábado con las primeras luces del amanecer, un vecino de Colastiné observó el movimiento de dos jóvenes que intentaban abrir un auto, forzando la cerradura y luego la puerta de una casa ubicada en Mocoví al 4900 frente a donde estaba estacionado el vehículo, y llamó a la Central de Emergencias 911.

Los describió por la complexión y por sus vestimentas, ambos con pantalones negros, uno con una campera camuflada con vivos marrones y el otro llevaba puesta una gris.

El operador del 911 envió a dos efectivos de la Subcomisaría 4ª que estaban realizando patrullajes en ese sector de la costa santafesina, quienes al llegar a la esquina de Mocoví y San Francisco de Asís, divisaron a los dos desconocidos que escaparon cuando les dieron la voz de alto, pero los persiguieron y detuvieron. Ambos quisieron resistirse lanzando golpes a los uniformados pero estos lograron esposarlos, y luego los trasladaron hasta la sede de la dependencia policial. Uno de los apresados golpeó y rompió uno de los vidrios de una puerta de la comisaría. Fueron identificados como C. M. de 18 años y L. A. de 19.

Delitos imputados

Informaron la novedad sobre la ocurrencia de la denuncia y el posterior procedimiento a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó que los muchachos sigan privados de su libertad, que sean identificados y que se les forme causa por los delitos de tentativa de robo, atentado y resistencia a la autoridad y daño.

Fuente: Uno Santa Fe