Barrio María Selva: Fiesta familiar interrumpida por delincuentes armados

Sucedió este lunes por la noche en barrio María Selva, ingresaron a una vivienda, les robaron y dejaron encerrados bajo llave a diez personas.

Por Juan Trento / UNO Santa Fe

Una familia de barrio María Selva organizó una cena con amigos el lunes por la noche. En pocos minutos, todo derivó en caos y pánico cuando dos jóvenes entraron al lugar con armas para robarles. «Uno de mis invitados salió a fumar un cigarrillo al hall, resulta que se meten estas personas corriendo con armas. Eran dos chicos a cara descubierta. Nos dijeron que nos quedemos quietos, que les demos todo», contó la dueña de casa de Belgrano al 6500 .

«Nos pusieron los revólveres en la cabeza. Los menores, gracias a Dios, estaban jugando los jueguitos en la pieza así que no se enteraron. No permitimos que entren a las habitaciones para que no los agarren. En ese momento quedamos todos paralizados, había dos abuelos discapacitados. Nos revisaron los bolsillos, alcanzaron a sacarnos lo que tenían a mano, como la cartera de una invitada o una billetera, lentes recetados o el tensiómetro de un abuelo. Todo lo que había a mano porque había poco espacio para caminar ya que éramos diez personas. Fue un espanto la situación», detalló.

Asimismo, sobre lo que recuerda del violento episodio, agregó: «No duró mucho, unos minutos. Se encerraron dentro, estuvieron ahí y luego, no sé si se asustaron o qué pasó y salieron y nos dejaron con llave encerrados a todos. Llamamos a mi hermano, que es vecino, y encontró una de las llaves para poder abrirnos. La policía vino, y no hicieron nada».

«María Selva está rejodido, no se ven patrulleros, nada. En la Comisaría 5ª nos atendieron muy bien. Hace poco tirotearon a un taxista acá en la esquina, siempre pasa de todo. A la gente la asaltan en la calle, está recomplicado. No podemos dormir», concluyó un vecino.

 

Efectivos dialogaron con las sobresaltadas víctimas, las que describieron los hechos. Los comisarios a cargo del procedimiento informaron a los operadores de las cámaras de vigilancia del 911 la descripción de los individuos, en cuanto a complexión y vestimenta.

 

Peritajes

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó la realización de los peritajes criminalísticos de rigor, a los agentes del Área Científica de la Agencia de Investigación Criminal.

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *