Banco Provincial superó con autoridad 7-1 a Paracao y obtuvo su novena estrella en Primera División al apoderarse del Torneo Dos Orillas 2022.

Con jerarquía individual pero también juego en equipo sobresaliente. Una máquina de ganar con diez triunfos en once presentaciones y apenas un empate. Un equipo, donde nadie desentona y golpearon dos veces en el primer cuarto en su presentación de coronación mediante Ruth Fuchs.

Ya en el segundo cuarto, las dirigidas por “Jomi” Benitez manejaron bien la ventaja, la cual estiraron a través de Geor Bernia. Paracao se animó y salió a jugar más adelante, lo que le permitió conseguir el descuento de Melody Ruíz Díaz.

Luego del entretiempo, el desarrollo del juego siguió con la iniciativa y superioridad colectiva de la formación santafesina que llevó el juego a campo contrario. Banco empezó a hacer diferencias en el resultado. Bernia volvió a dejar su sello en la red, mientras que Celina Basilio de pegada directa concretó uno de los tantos cortos que Banco dispuso. Catalina Gomez y Valentina Suravsky sentenciaron el resultado.

Las virtudes del campeón

La seguridad y resistencia de Ana Sánchez en el arco, una prolija y firme defensa encabezada por la templanza y liderazgo de Julia Aranda, volantes de calidad como Rocío Caldíz y Celina Basilio que complicaron con su explosividad y cambio de ritmo, fueron ideales en la conducción y creación. La constancia y claridad de “Kechu” Carasatorre, Brisa Marinelli y Pilar Figueroa. Las apariciones pujantes con frescura, dinámica e intensidad de Candela Petruzzo, Morena García Rossi y Luna Morello siempre respondieron y se erigieron como pilares fundamentales. Luisina Delménico, Macarena Rímolo; el ímpetu de una juventud con ansias de triunfar.

Mientras que el desequilibrio del poderío ofensivo propiciado por Geor Bernia, Ruth Fuchs, “Cata” Gómez y Valen Suravsky, combinaron velocidad, precisión y goles. Así, se constituyó como valor diferencial para coronarse del certamen.

Todas ellas bajo la órbita de “Jomi” Benítez, quien se erigió en el gestor del campeón, sin ningún ego, con una mente muy trabajadora e incentivó una renovación generacional exitosa, acompañado por Mauricio Sensevy, Vicky Carasatorre, Yosi Kakazú y Ever Hasler. Todos ellos apostaron por su “recurso humano”, es decir, su gente, su mayor virtud y fortaleza.

 

Fuente: Diario Uno