El Revés de la Trama dialogó con Martin Ayerbé presidente del Foro Naval Argentino Hipólito Buchard y referente de la Social 21 La Tendencia, sobre el proceso de vaciamiento que lleva a cabo Pedro Guaisejo, la intención es cambiar su razón social a la de Sociedad Anónima con la entrada de inversores chinos y entregarlo a la automotriz china Chery.

¿Contanos que está pasando con Astilleros Río Santiago?

Bueno hay un intento de privatización del Astillero para cambiar su razón social a la de Sociedad Anónima y permitir la entrada de capital privado y desde allí entregarnos a los chinos, de la fábrica automotriz Chery para hacer una cabecera de playa que no tiene como objetivo solamente transformar la personalidad industrial de Astilleros Río Santiago que es un constructor de buques mercantes, buques de guerra e industria pesada porque la industria automotriz es liviana aunque sea metalmecánica”.

El objetivo es vaciar al Astillero Río Santiago en pandemia tratar de rajar a la mayor cantidad de gente posible, para destruir la resistencia y desde allí convertir al Astillero Río Santiago en una playa de contenedores subordinado a la zona franca de la cual se encuentra cautivo y subordinado a la conducción del Puerto de La Plata de Tecplata que terminó de construir Scioli que lo operan los ingleses y es la cabecera de playa de las importaciones que el propio Scioli trae del extranjero pues es un gran importador de electrodomésticos y a partir del puerto de Tecplata por la ruta 6 de la provincia de Buenos Aires inundar desde Beriso hasta Campana con importaciones que sigan reventando la pequeña y mediana empresa argentina”.

“El ejecutor de esta política circunstancial es Pedro Guaisejo del sindicato del neumático”.

“El Astillero (Astillero Río Santiago) es temido porque Río Santiago es el constructor del T42 ARA Santísima Trinidad bajo licencia de los Astillero Vickers de Inglaterra los mejores destructores de la época, el constructor del buque desembarco de tropas Cabo San Antonio buque de desembarco donde viajaron tanques, camiones, los alimentos, la munición y las tropas del Batallón de Infantería de marina número cinco y el que le dio cobertura antiaérea y antisubmarina mediante sonar, radar , misiles, batería antiaérea y torpedos fue el T42 fabricado en Río Santiago”.

“A partir de los hundimientos que los argentinos le provocamos a la Royal Navy y la calidad de las construcciones de guerra de Río Santiago, el Astillero Río Santiago está en la mira del Foreign  Oficce ingles la Royal Navy , el pentágono  norteamericano y la cuarta flota”.

“Los norteamericanos no son gobernados por los presidentes que eligen los que mandan son los que están en el Pentágono y dentro del Pentagono el mayor fabricante de armas del mundo  Northrop Grumman y los militares confiesan que los argentinos son temibles incluso los peores de ellos no son de confiar porque si bien la dictadura militar de los setenta se encargó de secuestrar, torturar a sus propios compatriotas cuando tuvieron que reivinidicarse para poder perpetuarse en el poder tuvieron que apelar a una causa nacional popular latinoamericana y antimperialista que es la causa Malvinas entonces dicen ni los peores de los argentinos son confiables”.

“En este caso Astilleros Río Santiago se constituye en la mayor fábrica de armamentos para la defensa de la nación por eso la quieren destruir y los distintos gobiernos el de Memen, el de Duahlde, el de Felipe Solá, el de Sioli y el de María Eugenia Vidal lo quieren cerrar y en estos momentos Axel Kicillof con la política de Pedro Guaisejo tienen las mismas intenciones”.

¿Cuál es la situación actual del Astillero Río Santiago?

“El Astillero Río Santiago tiene trabajo y bajo la excusa de la pandemia no se permite la entrada de la gente al laburo, no sé organiza el laburo y mientras el Servicio Portuario Integrado los puertos de La Plata y el de Buenos Aires los de Rosario y Santa Fe , mientras la actividad portuaria está a todo vapor, mientras Tandanor sigue haciendo reparaciones mientras todos están con actividad se paraliza Río Santiago para destruirlo porque es lo único de industria naval de gran porte que nos queda  en Argentina y por su condición de estatal, porque trabaja para la patria no por la tasa de ganancias y por el interés privado”.

Ahí están parados los barcos para Venezuela que fueron contratados en 2005-2006 y todavía no podemos entregar el primero. El buque Eva Perón está en el muelle de alistamiento tiene que hacer la prueba de mar y entregárselo al cliente. Venezuela ya pagó por barcos que se cotizaron 112 millones de dólares  ya pagó 120 millones de dólares, lo que hay que hacer es terminar y entregárselos al cliente. Lo mismo con su gemelo Juana Azurduy que está en grada 1 y en las gradas 2 y 3 están las lanchas Lika ,es decir trabajo hay lo que no se permite es la entrada del personal a la fábrica , lo que se está haciendo es frenar y vaciar a Río Santiago  y estas son decisiones políticas”.

Escucha la entrevista completa a Martín Ayerbé: