Con financiamiento del Ente Nacional de las Comunicaciones, avanzan los trabajos para llevar conectividad más de 40 manzanas del barrio santotomesino y sus instituciones.

Financiadas por el Ente Nacional de las Comunicaciones (ENaCom), avanzan en Las Vegas de Santo Tomé, y Abasto y Alto Verde, de Santa Fe, las obras para dotar de fibra óptica a los barrios.

En Las Vegas, donde se prevé dar cobertura a 41 manzanas, las tareas marchan a buen ritmo y ya tienen un avance del 50 %, y se enmarcan en el programa. Obras similares se desarrollan en Santa Fe en barrio Alto Verde, donde permitirá mejorar la conexión a 3 mil familias; y también se desarrollarán en Abasto, donde 1.200 familias podrán conectarse. En total, el ENaCom realizará una inversión cercana a los $ 45 millones.

“Sabemos la importancia que tiene para nuestros vecinos contar con buena conectividad. Es un servicio clave, y la pandemia demostró que es esencial para los alumnos, los docentes, y también para trabajar”, remarcó José Corral, representante de la oposición en el organismo nacional.

“En Santa Fe, los principales prestadores son los cables locales, las cooperativos de servicios que cuando apareció internet hicieron el esfuerzo de cablear su localidad y también las grandes compañías, sin embargo esas redes no completan la totalidad del territorio y por eso es importante que el Estado ayude. Si bien la Provincia tiene esa voluntad con este plan de conectividad, en nuestra opinión, se está superponiendo con redes ya existentes. Por eso esperamos que el Estado provincial articule más con los privados, porque acá no importa si es privada o pública, lo importante es que las familias tengan a buen precio y con un ancho de banda que les permita usarlo”, señaló Corral.

“Durante la pandemia se hizo evidente la necesidad de estar conectados. Con todo entusiasmo impulsamos este proyecto que lleva adelante la empresa Cablevideo, que es un operador de nuestra provincia, y que hace una apuesta a que con el financiamiento del Estado -que lo conformamos todos, a través del pago de nuestros impuestos, y en este caso mediante el 1% de las facturas telefónicas y de telecomunicaciones- permite financiar la infraestructura para que después estos prestadores den el servicio que la gente seguro va a tomar de buen grado”.

“Buena calidad de internet significa arraigo. En una gestión con Felipe Michlig, senador de San Cristóbal, logramos que la conectividad llegue a Aguará Grande, una localidad de 400 personas, muy productiva, pero que los hijos de los productores se estaban yendo a la ciudad de Santa Fe porque no se podían conectar con el mundo. Ahora lo tienen y eso les permite mejorar el trabajo, pero, por sobre todo, conectarse con el resto”, detalló Corral.

Fuente: Sin Mordaza